Sorteos y casualidades que regalaron sonrisas en Caión

La mano inocente de Manuel eligió desde la papeleta de su abuelo hasta la de Diego Pérez

.

Patricia Blanco

Manuel, a sus 10 años, fue el primero en responder levantando el brazo cuando, ayer, tras la llegada a Caión, se solicitó la presencia de una mano inocente. De todas las papeletas, eligió una, y no pudo evitar la sorpresa. «¡É meu abuelo!», exclamó. Realmente, hay grandes casualidades, y los presentes se lo tomaron con humor. Así, Gelasio Tuset Añón, a sus 75 años, pasó a recoger su lote de embutidos, que era lo que le había tocado. Tanto La Voz como el Concello donaron regalos que después irían recogiendo distintos participantes. Uno de ellos, el propio Diego Pérez, que se estrenaba como participante en tándem. También, el segundo de los más veteranos, después de Jesús Borrallo. No era otro que Francisco García Varela, de Paiosaco, nacido en 1942: cumplirá 76 años. Lleva «toda a vida» subiéndose a la bici, contó en el palco.

La suerte también tocó a la joven Laura Martínez Montes, que ya atesora cinco años en el Día de la Bicicleta, y a Martín Baldomir García. Igualmente, a Sara Nión Vázquez y a Pedro García Pombo, a quien le tocó regalo después de que Jesús Cambón Regueira, de Carballo, no fuese localizado. Víctor Rumbo Pérez, de Paiosaco, cerró el grupo de nueve premiados. Todos ellos fueron emplazados a participar en la próxima jornada dedicada a las dos ruedas, que será en el municipio de Vimianzo. Justamente, el próximo domingo. Queda ya menos de una semana.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Sorteos y casualidades que regalaron sonrisas en Caión