El Día da Bicicleta da Laracha esquiva la lluvia y acrecienta su tirón

La cifra de participantes en esta 31.ª edición superó ligeramente la del 2017


carballo / la Voz

En Caión el día amaneció ayer lluvioso y en la capital municipal, a eso de las diez y media de la mañana, también mojaba algo. Pese a ello, en la Praza do Concello había ya una larga fila de ciclistas dispuestos anotarse en uno de los Días de la Bici más concurridos de la comarca, el de A Laracha. En el interior del consistorio, seis personas se afanaban en tomar los datos y otras dos en repartir camisetas y, aun así, realmente no daban abasto.

Esta 31.ª edición superó expectativas: las camisetas previstas se agotaron y la cifra final superó ligeramente la del año pasado, cuando se reunieron por los 30 años algo más de 400 participantes. Tal respuesta de participación pospuso hasta pasadas las once y media el inicio del recorrido del pelotón, una salida a la que dieron paso el alcalde, José Manuel López, y la edila Patricia Bello. A esa hora, ya la lluvia había dejado de amenazar y el tiempo brindó un respiro que se prolongó hasta la meta, precisamente en Caión, donde solo volvieron caer unas cuantas gotas cuando ya finalizaba el sorteo.

El Monte da Estrela

«Hai moitísima xente», decía un satisfecho Jesús Souto, que además de concejal en A Laracha es parte del club ciclista de Montemaior, Moito Pedal. Partió de la Praza una serpiente de colores multitudinaria, encabezada por la Policía Local, que fue así tomando rumbo por As Rañeiras hasta Paiosaco. Este Día da Bici conecta los tres principales núcleos urbanos y lo hace a un ritmo relativamente pausado, con reagrupaciones precisas para unir a un pelotón tan nutrido. Una de las primeras, en la rúa Eduardo Pondal. Niños con chupete se podían fijar hasta en los perros y en varias casas salieron a la puerta para ver pasar a los participantes, que después irían cruzando maizales en distintas fases de crecimiento y emprenderían rumbo hacia el Monte da Estrela, donde se haría una breve parada para reponer líquidos y fuerzas. Costó lo suyo esta pequeña escalada, admitían varios a la llegada, y alguno incluso optó por bajar y tirar un rato a pie. Por O Castro, por A Barreira y por Mirón ya se habían abierto claros, y el tiempo animaba. Es esta una cita para el encuentro, para la convivencia, y así se vio en quien ayudaba a aquellos que tenían algo más de dificultad. El pedaleo tranquilo de los adultos convivía con los pies rápidos de los más pequeños y, finalmente, todos acabaron entrando en Caión, donde decenas de personas los aguardaban en la plaza y les brindaron hasta aplausos.

La música de la discoteca Movemento animaba la espera por el broche final, los sorteos y los regalos. Seguiría la fiesta más tarde, porque la corporación tenía cita en el Coto de Santa Marta (Soandres).

El regalo más esperado, la bicicleta, se quedó en la parroquia de Caión y se fue para el lugar de Xermaña

Uno de los regalos más esperados en los sorteos del Día de la Bicicleta -y de ahí que siempre se aguarde la emoción hasta el final- es, precisamente, el de la bici. Aunque ya llovía entonces, muchos se quedaron en la Praza Eduardo Vila Fano aguardando ver quién era el afortunado, y resultó ser Diego Barbeito Suárez, nacido en el año 2010. El regalo se quedó en la parroquia de Caión, en el lugar de Xermaña. Diego, que subió al escenario junto con su abuelo, también participante, explicó que lleva dos años acudiendo a la cita.

El participante más joven tenía solamente ocho meses

Nacido el 16 de noviembre del 2017, Theo Suárez López, 8 meses. Ayer, era el participante más joven en el Día da Bicicleta. Fue su hermano Hugo, de 9 años, quien recogió con él el premio, de manos de la edila Patricia Bello. Ambos residen en el municipio y disfrutaron de la mañana sobre ruedas.

Jesús Borrallo Arijón, nacido en el 1938, marcó el otro récord

Subió al escenario a recoger su galardón y dijo que ya había perdido la cuenta de los años que tiene, pero el caso es que Jesús Borrallo Arijón nació en mayo de 1935, por lo que suma 80. Era, ayer, el participante más veterano. Coge la bicicleta de vez en cuando y lleva unos tres años participando en esta jornada.

Además de los tres premios más aguardados -la bicicleta, el más joven y el más veterano-, La Voz y Concello donaron ayer regalos para un sorteo a mayores. Ocho afortunados se llevaron a casa variados detalles. El encargado de repartir suerte fue Manuel, de 10 años: a la izquierda, en la imagen. Tardó solo siete en participar en el Día de la Bicicleta y, desde entonces, lleva tres subiéndose a las dos ruedas.

Diego Pérez se estrenó en la cita pedaleando en tándem

Hace ya años que Diego Pérez, responsable de la clínica fisioterapia que lleva su mismo nombre, tenía un tándem. Es una bicicleta particular, dotada de más de un asiento y de más de una pareja de pedales, de forma que puede ser movida por el pedaleo de más de una persona. El deporte, por lo tanto, no le es ajeno, pero reconoce que hace por lo menos tres lustros que tenía algo aparcado el asunto. Hasta ayer, en el que decidió participar por vez primera en esta jornada de encuentro larachesa, pedaleando de nuevo en un tándem y acompañado por un grupo de compañeros y familiares. «Estreámolo hoxe», comentaba a su llegada a Caión. Diego, invidente, hizo muy buena valoración de la propuesta y lo expresó contundente: «Para repetir». Organizaron La Voz y Radio Voz, así como Concello, con el patrocinio de Cerámica Campo y la colaboración de Protección Civil, Policía Local, Guardia Civil y Tráfico.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Tags
Comentarios

El Día da Bicicleta da Laracha esquiva la lluvia y acrecienta su tirón