Una agenda perdida hace peligrar el calendario religioso larachés

El párroco pide la colaboración de los vecinos para buscar su cuaderno, que extravió hace unos días

.

Carballo / La voz

Quien sea feligrés de las parroquias de A Laracha, Lendo o Vilaño y tenga algún oficio reservado para los próximos meses, debe acudir sin falta a su párroco, porque es probable que el cura no aparezca por la iglesia si no le refresca la memoria.

Manuel Boullón, sacerdote en las tres parroquias larachesas, perdió el lunes de la semana pasada la agenda en la que tenía apuntadas misas, bodas, comuniones, bautizos, aniversarios y demás celebraciones, tanto de este año como del que viene. Las prisas le llevaron a colocar su agenda, «do tamaño dunha billeteira», encima del maletero de su coche cuando se dirigía a Lendo. A un kilómetro de su garaje se dio cuenta del terrible despiste, pero ya nada pudo hacer. La agenda no aparecía por ningún lado, ni siquiera con la ayuda de vecinas de la zona, que le ayudaron a buscar por los márgenes de la carretera. La da por perdida.

Pero lo que más le preocupa no es, ni mucho menos, haber extraviado el pequeño archivador, ya que de hecho tenía pensado sustituirlo por uno nuevo pronto, sino las decenas oficios que tenía apuntados en él, y la posibilidad de que algún feligrés se quede colgado. «Así nalgún día que teño libre voume cos meus irmáns, en Anos [Cabana]. Imaxínate que me chama algunha parella: ‘Señor cura, que o estamos agardando para bautizar o pequeno’. Tardaría, mínimo, 45 minutos en chegar», relata.

Es por ello que pide la colaboración ciudadana, si no es para encontrar su agenda, al menos para difundir entre los feligreses la noticia y que estos se acerquen al párroco para dictarle las reservas que habían hecho. «É imposible acordarse de todo, porque aínda que só teño tres parroquias, xa só a da Laracha xa fai por tres ou catro. E en Vilaño hai 350 familias. Algunhas parellas que casaban o ano que vén xa se puxeron en contacto comigo estes últimos días», dice.

Es la primera vez que le pasa en todos sus años de sacerdote: «Se tardo outros 75 anos en perdela outra vez xa non me pillará neste mundo», bromea.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Tags
Comentarios

Una agenda perdida hace peligrar el calendario religioso larachés