La retirada de las 35.000 toneladas de ruedas de Lendo resulta toda una odisea

Los trabajos, que tendrían que estar completados en octubre, se prolongarán sine die

.

Carballo / La Voz

La retirada de las casi 35.000 toneladas de neumáticos, apilados en una parcela de titularidad privada en la parroquia larachesa de Lendo, va mucho más lenta de lo deseado. Los trabajos, que arrancaron el 5 de abril del 2017, tenían que estar finiquitados, en teoría, en octubre de este año, pero todo apunta a que esta fecha es inviable desde el punto de vista técnico y operativo. En la Consellería de Medio Ambiente son incapaces de precisar una fecha exacta y definitiva en la que se podrían estar listos estos trabajos, que lleva a cabo González Couceiro, S.L.U., con sede en O Porriño.

A los pocos meses de iniciar las actuaciones, la adjudicataria solicitó una revisión de los plazos al ver que era imposible cumplir con la hoja de ruta incluida en los pliegos de contratación. Los motivos, que una parte importante de las ruedas usadas se encuentran hundidas en el barro, lo que conlleva, según la Xunta una ralentización de las obras de retirada. Eso sí, tanto en el Concello de A Laracha como en Medio Ambiente insisten en que estos trabajos de retirada y traslado a un gestor autorizado se siguen llevando a cabo, aunque de forma lenta. También desde la Xunta aseguraron que el precio de licitación inicial, de 2,47 millones de euros, no se verá incrementado, pese a este aumento en los plazos de retirada del depósito.

Después del incendio del depósito de neumáticos de Seseña, a mediados de mayo del 2016, la Xunta de Galicia decidió eliminar los existentes en la comunidad. El de mayor proporción se ubica en la parroquia larachesa de Lendo (34.968 toneladas). Le seguían los de Fene (877 toneladas) y As Somozas (450 toneladas), Estos dos ya erradicados por completo.

Las claves

Contrato. La Consellería de Medio Ambiente, que dirige Beatriz Mato, convocó en su día un concurso público por importe de 2,47 millones de euros, que establecía que los trabajos debían durar un año y medio, lo que equivale a 77 euros por tonelada. El grueso de las labores deberían realizarse en principio a lo largo del el 2017.

Reciclaje. La goma se reutilizará para realizar rellenos de césped artificial, suelos de parques infantiles, mezclas para asfaltos de carreteras, pantallas para la reducción de la contaminación acústica, reductores de altura de olas e incluso para fabricar suelas de zapatos.

Valorización energética. La mayor parte de los neumáticos acumulados en Lendo serán trasladados para ser utilizados para la producción de energía. La antigüedad de los neumáticos y su estado de conservación determinan si podrán ser convertidos en algo utilizable o si tendrán que quemarse. El concurso convocado por la Xunta ya determinaba que había que recuperar un mínimo de un 20 %, por lo que se cumplirán las cláusulas.

Depósito. El vertedero de Lendo, ubicado en una parcela de una empresa y, por tanto, de titularidad privada, está en la zona de la mina de arcilla, comenzó a utilizarse a principios de los años noventa.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

La retirada de las 35.000 toneladas de ruedas de Lendo resulta toda una odisea