La recuperación de Montes Claros corre a cargo de jóvenes voluntarios

El Concello de Laracha quiere que el castro se convierta en un reclamo cultural

S. G.
carballo / la voz

El campo de trabajo puesto en marcha por el Concello de A Laracha se centra este año en la recuperación de uno los emblemas de su patrimonio arqueológico.

Desde enero de este año, la Administración municipal se ha propuesto poner en valor el castro de Montes Claros (Vilaño), con la compra de parte de los terrenos. Quedan zonas que no son de gestión pública, pero el ejecutivo local prevé, en futuro, expropiar dicha superficie. Este plan tiene el objetivo de convertir a Montes Claros en una atracción cultural más de A Laracha.

La directora xeral de Xuventude, Participación e Voluntariado, Cecilia Vázquez, y el alcalde, José Manuel López Varela, visitaron ayer el campamento. El regidor aprovechó la ocasión para agradecer a los voluntarios su ayuda en la conservación del patrimonio histórico del municipio.

Las labores de recuperación han empezado esta semana, gracias a una nueva edición del campo de trabajo. Diez voluntarios llegados de varias zonas de España, como Madrid, Valencia, Granada o Bilbao, desarrollan durante 15 días un programa para la limpieza del sustrato situado encima de las piedras del castro.

Guadalupe Neira, directora del campamento, incide en que «os rapaces cumpren uns obxectivos claros», y que no están solo para pasar el tiempo.

Aunque no todo es trabajo. Los voluntarios, que tienen entre 18 y 30 años, disfrutan de actividades por la tarde como surf, salidas turísticas o conciertos. Planes que hacen más llevaderas las altas temperaturas que tienen que soportar mientras desbrozan el monte.

«Aprendes cosas nuevas, conoces a gente de todo el país», comenta Irene González, una de las participantes. «Por conocer Galicia y por que me gusta el medio ambiente»: estas son las razones por las que vino Alicia González. Todos coinciden en que la experiencia es muy positiva, y algunos de ellos llevan 6 años repitiendo el campo de trabajo. Para quienes este es su primer año, aseguran que van a volver el próximo verano.

El grupo está capitaneado por la arqueóloga Puri Soto Arias. Dice que la suya es una profesión lenta y que por eso prefiere ir limpiando todo el castro, para después seguir con una posible excavación. Por ello, defiende un proyecto que sea sostenible en el tiempo para A Laracha.

Diversas iniciativas en la Costa da Morte tratan de poner en valor su patrimonio arqueológico

Numerosos concellos han desarrollado, en los últimos años, programas de conservación y mejoría de yacimientos con alto valor histórico.

En Cerceda, el pasado julio, comenzaron las labores de recuperación de los restos arqueológicos de O Acevedo. El plan, dotado con más de 50.000 euros, cuenta con el aval de la Dirección Xeral de Patrimonio. Un equipo de 5 personas, dirigidos por el arqueólogo José Alonso Braña, trabajan en el entorno del polígono empresarial con el objetivo de preservar las mámoas.

El Concello de Vimianzo financia con 14.000 euros un nuevo proyecto que permita poner en valor el patrimonio cultural y turístico del castro de As Barreiras, en Ogas. Las excavaciones comenzaron en el mes de marzo, bajos las órdenes del arquitecto Tito Concheiro. Además, las oficinas de Turismo y Cultura están planeando un programa de divulgación sobre el castro en los centros educativos.

También en Zas, se llevará a pleno la compra de los terrenos de la Arca da Piosa, ahora propiedad de la empresa Ence. El objetivo del Concello es «devolver» este dolmen, uno de los mejor conservados de la zona, a los vecinos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La recuperación de Montes Claros corre a cargo de jóvenes voluntarios