La única pirotecnia de la comarca denuncia que hay talleres ilegales

En Galicia solo hay 17 empresas autorizadas y una de ellas es la de A Laracha


Carballo / la voz

En Galicia solo hay 17 empresas pirotécnicas, pero el despliegue de fuegos artificiales durante el verano hace pensar en un mayor número de industrias. «As festas estanse facendo, eu escoito as bombas e eu non as fago», dice Manuel Cernadas, gerente de Artefogo de A Laracha. Es el tesorero de la Asociación Galega de Industrias Pirotécnicas, que tiene 15 miembros. Se queja de que también en la Costa da Morte se mantienen talleres y almacenes ilegales. «Non podo facer unha denuncia concreta, porque non sei onde agochan as cousas, pero dígolle moitas veces aos de Intervención de Armas, pero eles só din: ‘Inspeccionamos a los que nos constan y no a los que no nos constan’», explica Cernadas García, que está completamente de acuerdo en la necesidad de controlar el sector.

Inspecciones haberlas, haylas. La última para Artefogo fue el 20 de mayo en la romería de la Virxe da Saleta de Erbecedo, la parroquia coristanquesa que albergó la pirotecnia Calvo, que saltó por los aires en el 2006. A pesar de eso, su propietario mantuvo la actividad hasta que en el 2008 se vio involucrado en otro accidente, esta vez en Padrón. Por este caso aceptó 6 meses de cárcel y una cuantiosa indemnización para el joven que resultó herido, porque, además, la contratación fue irregular. Y los intentos de reanudar la actividad fueron acogidos con alarma por los vecinos.

Ese tercer domingo de mayo, la Guardia Civil actuó por una denuncia. Hubo bombas, pero también un expediente abierto por transportar 11,7 kilos de explosivos, en lugar de los 10 permitidos.

Presupuesto

Manuel Cernadas sabe perfectamente que las pirotécnicas que no figuran en el registro siguen trabajando. «Cando paso un presuposto a unha comisión de festas dinme que conseguen o mesmo un 30 ou un 40 % máis barato. Eu xa sei que iso vén dun obradoiro que non é legal. Aforran 800 ou 1.000 euros, pero iso ten consecuencias», aclara.

Las empresas autorizadas non pueden hacer esas rebajas porque sus costes son mucho mayores. Ya solo de responsabilidad civil, para unos daños de 1,5 millones, ya paga una póliza de 6.000 euros anuales. A eso hay que añadir la formación constante de la plantilla, que ahora mismo es de 5 personas, pero que en los momentos álgidos del verano se duplica.

Los trabajadores tienen su carné de manejo de explosivos y los vehículos de transporte deben pasar por revisiones anuales. Los conductores tienen que ser especialistas y hay que demostrar la trazabilidad de las materias primas y llevar un registro del lote que se lleva a cada fiesta y de presentar mensualmente un diario de actividad.... «Mesmo a venda dunha caixa de petardos», explica.

Está de acuerdo con ese control. «Nós somos os máis interesados en que iso se faga así porque somos os que nos xogamos o físico cada día», añade. Por eso no entiende lo que ocurrió en Tui. «Se o fai unha persoa non entendida desculparíase, pero foi un profesional e sabía as consecuencias. É moi grave», dice. Lo es para el sector, porque «dá mala imaxe», sobre todo ahora que es la época de mayor demanda de fuegos artificiales.

A 450 metros de las casas más próximas

Las instalaciones de Artefogo de A Laracha están en la parroquia de Vilaño, en un terreno de 32.000 metros cuadrados, vallado y sin vegetación en un radio muy amplio.

Las construcciones están separadas unos 40 metros y las casas más próximas se encuentran a 450 metros, explica Manuel Cernadas. Se trata de mantener la seguridad de los vecinos, pero también de los trabajadores. Las construcciones están protegidas con grandes defensas de tierra y arena. En el caso de que hubiera una explosión en una de ellas, las demás no tendrían que verse afectadas. La distancia a las viviendas particulares se multiplica por 10, por lo que no tendría que sufrir ningún daño en el caso de que se produjera un accidente.

La nueva instalación está en funcionamiento desde hace 16 años, pero la empresa ya realizaba trabajos antes, entre ellos los fuegos artificiales en la fiesta de inauguración de El Corte Inglés en A Coruña. En la comarca había empresas en Coristanco y Zas y quedan instalaciones.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

La única pirotecnia de la comarca denuncia que hay talleres ilegales