Carballo y A Laracha ponen freno a los desmanes de los dueños de perros

La Policía Local carballesa ya puso cuatro denuncias e incrementar los controles

.

Carballo / la voz

Los concellos de Carballo y A Laracha han decidido cortar por lo sano y poner freno a las continuas quejas vecinales por los desmanes causados por los dueños de perros. En muchos casos, estos quebrantamientos de las normativas sobre conductas cívicas se llevan a cabo de forma reiterada, pese a las advertencias de las fuerzas de seguridad y la instalación de paneles informativos en espacios públicos.

Así, el Ayuntamiento carballés dio traslado a la Policía Local para que realice controles preventivos y sancione a aquellas personas que incumplan la legislación. Hasta la fecha, los agentes pusieron cuatro multas y realizaron ya varios servicios de control, vigilancia e identificación de mascotas en las zonas verdes públicas de Carballo, haciendo especial hincapié en O Bosque do Añón y su entorno. Las cuatro sanciones fueron notificadas porque el can carecía de chip identificativo, porque no había sido dado de alta el correspondiente registro de especies potencialmente peligrosas, por no llevar bozal ni correa y porque su titular carece de licencia municipal para llevar este tipo de mascotas.

El jefe de la Policía Local, Roberto Mosquera explicó esta iniciativa municipal: «O obxectivo non é a recadación, senón facer cumprir a normativa e velar pola seguridade da xente, sobre todo, dos máis novos e máis maiores». Y argumentó sus palabras: «Levamos tempo recibindo queixas de veciños polo incumprimento da ordenanza e é o momento de actuar, xa que en moitos casos as campañas de información e prevención non son eficaces e o risco de que haxa un ataque a un neno ou un maior é evidente nalgúns casos».

José María Álvarez Villar tiene 59 años y es presidente provincial de la Federación Galega de Caza, disciplina que practica desde que tiene 14 años. En la actualidad tiene diez perros, nueve Beagle y un Golden Retriever de 10 años de edad, de nombre Chispa. José María da su versión sobre este tipo de conductas: «Creo que a xente, polo xeral, é cada vez máis consciente do que significar ter un can, pero aínda quedan cousas por erradicar, sobre todo como levar un can dos chamados razas potencialmente perigosas». En cuanto a las sanciones, el presidente provincial de la federación cree que solo debe hacerse «cando as campañas de prevención e información fracasan», aunque entiende que en algunos casos, la única opción es la multa.

Bando municipal

El Concello de A Laracha también ha dicho basta al incumplimiento reiterado y continuado de la normativa municipal relativa a las conductas cívicas. En concreto, al apartado que hace referencia a los propietarios de animales domésticos.

Desde el Concello apuntaron que se ha detectado un repunte importante de perros sueltos en espacios públicos, sobre todo en áreas de juego infantil, sin la pertinente correa y bozal, sobre todo en aquellos ejemplares denominados de razas potencialmente peligrosas, así como excrementos sin recoger en las calles.

Ante estos hechos, el alcalde, José Manuel López Varela, emitió recientemente un bando municipal por el cual se sancionará con entre 50 y 400 euros todas aquellas conductas con animales domésticos que no se ajusten a la normativa. El regidor señaló que «a Policía Local denunciará todas as infraccións que observe ao respecto no exercicio das súas funcións de inspección».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

Carballo y A Laracha ponen freno a los desmanes de los dueños de perros