Desde esta esquina para todo el mundo


Me comentaba el pasado viernes José Antonio Alonso, propietario de San Juan Aislamientos y Embalajes, que el mérito de una empresa de tamaño medio de la Costa da Morte es su capacidad para vender, ganar clientes y cuota de mercado más allá de los Pirineos, Algeciras o el río Miño. Y tiene toda la razón. Independientemente de donde radique la sede social de la compañía, en esta comarca hay muy buenos y variados ejemplos de cómo generar riqueza y valor añadido en esta «esquiniña de Europa», como definió Alonso a la Costa da Morte. El empresario carballés habló de forma muy modesta de la implantación de sus productos de aislamientos en Portugal, «pese a non ter, eu despacho, na oficina nin unha rede de comerciais», comentó a modo de reflexión. Pero el suyo no es el único «milagro».

Calvo es el caso más paradigmático de lo que es y lo que representa la globalización a partir de una fábrica de conservas en Carballo. Setenta y siete años avalan al grupo, que es el primero del sector en España, el segundo de Europa y el quinto del mundo, además de tener presencia en 73 países. Sin llegar a los niveles de facturación de la conservera (casi 800 millones de euros), hay otras firmas cuya trayectoria queda más que avalada a, como Grupo Garaysa, Vipecón...

Pero además de empresas e iniciativas con ADN de aquí, hay grupos empresariales que han apostado por esta comarca, generando riqueza y empleo. Es lo que tiene la globalización, que no entiende de raíces o de arraigo, pero que, pese a las dificultades, continúan aquí. Celsa Atlantic sigue en A Laracha produciendo varilla a medio mundo y dando empleo a más de 140 familias. O Ferroatlántica, con dos plantas, en Cee y Dumbría, que exportaron el pasado año 109.774 toneladas de ferroaleaciones. La actividad de Ferroglobe en la provincia genera más de medio millar de empleos directos y un valor de producción de 134 millones de euros. Ahora, el desembarco de Inditex en A Laracha, previsto para el verano supondrá un espaldarazo económico y un escaparate para una comarca que no destaca, precisamente, por ser un referente en comunicaciones. Un puerto, Brens, y un tramo de autovía. El resto, vetustas carreteras, como la AC-552, y una autopista que tiene más curvas que un tiovivo y cuatro polígonos, algunos de ellos literalmente vacíos, salpicados por su territorio. Y sin embargo esta comarca pertenece a una provincia, la coruñesa, que es la cuarta más fuerte de España. Los críticos dirán que es un puesto ficticio porque Inditex todo lo abarca y acapara. Pero no es menos cierto que hay actividades que producen, venden y generan empleo. Será suerte o, simplemente, ganas de emprender. Y de aprender.

Autor Toni Longueira CIUDADANA

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Desde esta esquina para todo el mundo