El peaje de la AG-55 sube 5 céntimos en tramos de Paiosaco y A Laracha

La mayoría de las tarifas de la autopista siguen congeladas para vehículos ligeros


carballo / la voz

El nuevo año también lleva aparejadas subidas en el peaje de la autopista Carballo-A Coruña, que afectan más a los vehículos pesados que a los ligeros y, en todo caso, de cinco céntimos. El incremento aplicado es el IPC.

Entre la capital de Bergantiños y A Coruña, las subidas para los ligeros (motos, turismos, microbuses, furgones y furgonetas) son dos: entre Paiosaco y Carballo, que pasan de 1,25 euros a 1,30, y entre A Laracha y Carballo, que costaba 80 céntimos y ahora serán 85. Los demás se mantienen igual, así que para viajar entre Carballo y el peaje de Arteixo habrá que abonar 1,95 euros, y desde ahí hasta A Coruña, 55 céntimos, por citar dos de las rutas más usadas. También se mantiene el del puerto exterior, que es de 15 céntimos hasta A Coruña y de 25 hasta Arteixo. En todos los casos, el IVA aplicable es del 21 %.

Cuestión distinta es la de los vehículos pesados, tanto del denominado tipo 1 como tipo 2, de nuevo los incrementos son de cinco céntimos, pero en más tramos: en cuatro rutas completas para los camiones de la primera clase y en cinco para los de la segunda.

Desde que se inauguraron los primeros trechos de la autopista AG-55 entre los años 1993 y 1998, los precios subieron un 74 % en la autopista. La vía hermana, la AG-57 entre Vigo y Baiona, es del 99, y desde entonces es un 67 % más cara.

Más de 6.300 tránsitos al día en la autovía da Costa da Morte, y 4.400 en el corredor

La autovía da Costa da Morte, cumplió el pasado mes los 500 días de existencia. Año y medio de tráfico intenso, mínimos accidentes (un siniestro mortal, un atropello del peatón que se adentró en la calzada, de noche), y solo un incidente reseñable, el desprendimiento del talud en un tramo de Coristanco correspondiente a los montes de la parroquia de San Paio. Ocurrió a principios de noviembre y, tras varias semanas de obras, ya está reparado.

En cuanto al tráfico, los datos que maneja la Consellería de Infraestruturas son de una media de 6.393 vehículos al día en el tramo principal, entre Carballo y Baio. En el corredor de Baio hasta Santa Irena (Salto-Vimianzo) esa intensidad media diaria es de 4.460.

Los anteriores son los grandes números, fruto del examen de unas detalladas tablas de cada mes, y por tramos, además de segmentados en ligeros y pesados. Dos ejemplos: entre Carballo y Baio, en su primer mes de actividad, en agosto del 2016, la media diaria de ligeros era de 7.366 vehículos, y la de pesados, 372 (7.738 totales). En febrero del año siguiente bajó la intensidad: 5.427 ligeros, y 308 pesados (5.735 de media), los menores registros según los datos disponibles. Como es habitual, el tráfico en el verano se intensifica mucho más que en invierno.

En 2018 será un año clave para avanzar en la redacción del proyecto (ya iniciado hace unos meses) de la prolongación del corredor entre Santa Irena y las proximidades de Vimianzo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

El peaje de la AG-55 sube 5 céntimos en tramos de Paiosaco y A Laracha