La oferta de suelo industrial de Bértoa tiene un horizonte de solo dos años

Aunque la ampliación comenzará ahora, el polígono se colapsaría antes del 2020


carballo / la voz

El Concello de Carballo ya sabe cuál será el futuro del polígono de Bértoa en un horizonte de apenas dos años. Si se mantiene el ritmo actual, y nada hace pensar que no lo haga, el municipio se quedará sin suelo industrial antes del 2020, lo que mermará notablemente las posibilidades de crecimiento económico de la capital de Bergantiños en detrimento de otros espacios empresariales que ahora están infrautilizados, como es el caso de los polígonos de A Laracha y Malpica, que ni siquiera se ha estrenado.

La tercera fase es uno de los principales retos del desarrollo de Carballo, pero ya está claro que por pronto que llegue, llegará tarde. Según un informe que el Concello ha enviado a la Xunta, ya están ocupados el 69,14 % de los metros cuadrados de los que dispone el recinto.

Solo en los últimos tres años se han concedido 18 licencias, de las que la mitad corresponden a naves que ya están terminadas y hay más de 20 solicitadas. De hecho, en el último consejo de administración de Xestur, celebrado a finales del mes pasado, se vendieron otras siete.

Los cálculos municipales se han realizado contando con que se mantenga este ritmo, lo que es bastante previsible, sobre todo porque se han dado circunstancias que así lo indican como la instalación de Inditex en A Laracha, la puesta en marcha del puerto exterior y la apertura de la autovía de la Costa da Morte.

Demasiado para una cabecera de comarca

 

 

Las posibilidades de una ampliación inminente son nulas y muy escasas a medio plazo. La coordinadora de la Unidade Territorial Zona Norte de Xestur, María Doporto, fue muy clara en la visita que realizó a Bértoa a mediados de noviembre. Para ella, el de Carballo es un polígono estratégico porque se encuentra en una zona de conexión de vías importantes. Sin embargo, «sobrepasa as dimensións de un polígono cabeceira de comarca», según dijo.

Otra opinión completamente distinta tiene el Concello de Carballo, que demanda la ampliación desde hace tiempo. Coincide Axober que considera que Carballo está en un momento clave de su desarrollo empresarial y para ello precisa suelo industrial.

Otra de las cuestiones pendientes es la integración de las dos fases, que ahora funcionan por separado, además de nuevos accesos, sobre todo un vial de circunvalación y una conexión adecuada con Santiago. Ahora los camiones han de cruzar Carballo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La oferta de suelo industrial de Bértoa tiene un horizonte de solo dos años