El último viaje esperó la llegada del frío

Varias funerarias constatan que hubo muchos menos fallecimientos en octubre


Carballo / La Voz

A Eduardo Ramilo le llamó ayer un representante de ataúdes de una fábrica de Ourense para ofrecerle las últimas novedades, pero el funerario de Sofán tiene el almacén lleno. Octubre ha sido un muy mal mes para estos negocios, con una caída de la actividad que no se recordaba en mucho tiempo. El Grupo Bergantiños, que tiene 11 tanatorios en la Costa da Morte, solo ha hecho 66 servicios, muchísimos menos de la media que, según Manuel Pombo, estaría en torno a los 80.

Otros profesionales del sector no han notado la diferencia en cuanto a decesos, pero sí un aumento de la actividad desde que comenzó noviembre.

Ramón Bello, de Santa Marta, señaló que el número de entierros ha sido el habitual, pero que este mes sí se ha notado mayor movimiento de ambulancias y ha apreciado un repunte de los entierros Iván Amarelle, del Grupo San Antonio, aunque en este caso la estadística de octubre no ha sido distinta de lo habitual.

Arranque del otoño

Hasta hace unos años los funerarios de la Costa da Morte se preparaban para lo que ellos conocen como «a caída da folla». Era arrancar el otoño y dispararse el trabajo. Este año, sin embargo, octubre ha sido especialmente benigno en cuanto al tiempo. Ha sido un mes sin precipitaciones y con temperaturas altas, lo que ha dado la sensación de un prolongado verano.

Esta situación ha reducido el número de fallecimientos. Lo dice también el gerontólogo César Bugallo, que confirma que las muertes de personas mayores se disparan con la llegada del frío.

Ramón Bello lo comprueba todos los años y este no ha sido diferente. «Para as personas que tenen patoloxías respiratorias este tempo humido e frío é moi malo e máis se teñen 95 anos», explicó. De hecho, sus ambulancias han realizado muchos más traslados en lo que va de mes que en el mismo período de octubre.

Esta situación no se limita a la zona. El vendedor de ataúdes que ayer quiso desplazarse a Sofán confesó a Eduardo Ramilo que el mes de octubre había sido terrible para negocio. «Dixo que se dera unha situación curiosísima, porque tódolos anos hai un baixón, pero non por estas datas», explicó Ramilo con respecto al representante de la empresa de Ourense. También estuvo con el director de una aseguradora que se había encontrado en la misma situación, además de en Sofán, en lugares tan dispares como Frades o Teixeiro.

Manuel Pombo también recuerda cuando «as funerarias se preparaban pola caída da folla». Solo en su tanatorio de Carballo ha realizado desde que comenzó este mes 23 servicios, una tercera parte de todos que efectuó en octubre en los 11 establecimientos que tiene repartidos por la zona, a los que se sumará en de A Ponte do Porto probablemente en enero.

Negocio

Son varios los profesionales del sector que han calificado octubre como un mes «horrible» para el negocio funerario, que, sin embargo, no deja de crecer. Además de los nuevos tanatorios, San Antonio está construyendo un crematorio en el polígono de A Laracha.

Tradicionalmente, los momentos de mayor concentración de fallecimientos coinciden con los cambios de tiempo, por lo que se apreciaban más al inicio del otoño y de la primavera.

66

Fallecidos en octubre

En los 10 días de noviembre el Grupo Bergantiños ha hecho la mitad de entierros que en todo el mes pasado

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

El último viaje esperó la llegada del frío