Los fraudes por el uso de gasóleo bonificado se suceden en la zona

Una empresa de León y otras dos de A Laracha, las últimas investigadas y multadas


Carballo, Cee / La Voz

Los goteos de casos vinculados al fraude por el uso de gasóleo bonificado tipo B en la Costa da Morte se suceden. Son una constante desde que se aprobó el decreto por el que el Gobierno subvenciona el combustible vinculado a la actividad agroganadera. Estos casos fueron detectados y sancionados primero por la denominada Patrulla Fiscal Territorial, y ahora con la Patrulla Fiscal y de Fronteras de la Guardia Civil, que, en el caso de la quinta compañía, tiene su sede en Vimianzo.

Las sanciones administrativas son innumerables. Solo en los últimos cinco años han sido multados medio centenar de empresarios, autónomos y particulares. En Cee, Malpica, Carballo, Santa Comba... Los registros han sido numerosos y se han impuesto multas ejemplares para los infractores (son sanciones administrativas). De hecho, en apenas dos meses, la Patrulla Fiscal y de Fronteras de Vimianzo ha abierto tres expedientes sancionadores: uno a una compañía de León y otros dos a dos empresas de A Laracha.

En el primer caso, los agentes tuvieron constancia, en agosto, de los hechos tras unos avisos realizados por vecinos de A Laracha a Aduanas de A Coruña. Las alertas iban dirigidas hacia dos tractores que realizaban tareas de limpieza viaria. Estos vehículos eran propiedad de una firma con sede León. La multa impuesta a los titulares rondó los 19.200 euros.

Sin embargo, este primer caso derivó en otro (aunque no están relacionados), también en A Laracha. Las investigaciones de la patrulla fiscal y de aduanas llevaron a tres personas, que dirigen dos empresas, una dedicada al ámbito agrícola, y una segunda, cuya actividad principal es la construcción. Después de realizar unas pesquisas, los guardias civiles se personaron este jueves al mediodía en las instalaciones. Tras unas comprobaciones confirmaron que dos palas retroexcavadoras llevaban en su depósito gasóleo bonificado tipo B. Acto seguido, los agentes analizaron cuatro vehículos: un Nissan Navara (de empresa), y tres turismo particulares: Un Audi A3, un Audi A4 y un Volkswagen Golf. Todos ellos llevaban combustible subvencionado.

De forma paralela, se investigó dos depósitos de combustible, uno de 5.000 litros y otro de 2.000. Ambos destinados para almacenar carburante, pero según los informes, carecen de los permisos y de medidas de seguridad establecidos por Industria. Entre ellas, no disponer de cubetas para evitar posibles vertidos al suelo y subsuelo, además de incumplir otros aspectos menores de la normativa como no tener extintores próximos o indicativos de advertencia y precaución.

El resultado final de esta investigación ha sido la elaboración de un informe con cinco presuntas infracciones a la seguridad industrial y otras seis actas por impuestos especiales a los turismos, palas retroexcavadoras y furgoneta analizadas

Sanciones de entre 3.600 y 12.000 euros según las características del vehículo

Utilizar de forma fraudulenta el gasóleo bonificado no deriva en un delito, sino en sancionas administrativas. Sin embargo, los autores pueden enfrentarse a multas importantes. En el caso de los dos tractores localizados en A Laracha en el mes de agosto, y pertenecientes a una empresa con sede en León, la sanción establecida suma los 19.200 euros.

En el caso de las dos empresas de A Laracha investigadas ahora, la horquilla oscila entre los 3.600 y los 12.000 euros de multa. Así, la Patrulla Fiscal y de Fronteras de Vimianzo propone una multa de 24.000 euros (12.000 en cada caso) por usar gasóleo agrícola en las dos palas retroexcavadoras. En cuanto a los vehículos (uno de empresa y tres particulares) varían entre los 3.600 y los 7.200 euros. En total, la minuta a los tres dueños de estas dos empresas larachesas les puede salir la broma en unos 48.000-50.000 euros. Pero es que además, los expedientados tendrán que liquidar los impuestos no abonados por culpa de este fraude.

De forma paralela, la Guardia Civil investiga qué empresa ha sido la proveedora de combustible, que también sería sancionada por vender carburante de forma ilegal. Existe un caso muy reciente, que afecta a la Costa da Morte. Una compañía suministradora fue pillada in fraganti hace un par de años e Industria propuso una multa de 75.000 euros. Además, esta empresa tuvo que abonar 4.000 euros como consecuencia del expediente abierto por la Guardia Civil del puesto de Vimianzo especializada en este tipo de fraudes, que tienen una clara finalidad: ahorrarse dinero, unos 30 céntimos de euros por litro.

Que a xente non se leve a engano por aforrar unhas pesetas

Julio López

Hai dous modelos ou dúas fórmulas para vender gasóleo bonificado: nas estacións de servizo, ou como distribuidores de venta directa que se chama, e é cando ti tés un tanque e lévancho á casa. No primeiro caso, nós só podemos vendelo -en garrafas homologadas por suposto ou no propio tractor- a través da tarxeta ou os cheques de combustible bonificado. En ningún caso podemos cobrar en efectivo, co cal cada cliente queda debidamente identificado e, de xeito mensual, remitímoslle eses datos a Facenda, cos CIF correctos non, correctísimos, porque en canto hai o máis mínimo erro xa nos avisan. Así que a xente non se leve a engano por querer aforrar unhas pesetas, porque hai medidas de control, moitas, e non ten sentido ningún crerse moi listo para despois ter que botar as mans á cabeza, porque Facenda pode saber en todo momento o consumo de cada un e as multas son verdadeiramente xenerosas.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Los fraudes por el uso de gasóleo bonificado se suceden en la zona