Carballo se echó a la calle para apoyar a los enfermos de cáncer

Una marea verde formada por centenares de personas tomó las orillas del Anllóns


carbaLLO / la voz

Es muy difícil contabilizar la asistencia a una marcha, pero en la calle del Sol fue posible medir la solidaridad de los carballeses. Desde el cruce con la rúa Gran Vía hasta la rotonda en la que desemboca Vila de Negreira calzada y aceras se llenaron de gente, precedida por gaiteiros de Berdillo, y mayoritariamente vestidos de verde.

La agrupación vendió en los últimos días las 600 camisetas que les había facilitado y ayer hubieran comercializado otras tantas si las hubieran tenido. La asociación de A Laracha aportó 50 que tenían y enseguida se vendieron, al igual que las 450 mochilas a las que recurrieron muchos como alternativa a la falta de camisetas.

Recorrido

La comitiva se incorporó al paseo por del Anllóns desde el puente de A Milagrosa y durante casi una hora recorrió el sendero hasta Bértoa y emprendió el regreso, un recorrido que sobre todo en días festivos, realizan decenas de carballeses caminando o en bicicleta.

A lo largo del camino, el grupo que había sido compacto se fue estirando adaptándose a la capacidad de cada caminante, porque en la marcha participaron desde niños hasta ancianos, incluyendo algunos perros con sus amos y una mayoría de mujeres de todas las edades.

Carballo demostró ayer que está junto a los enfermos de cáncer, como hace en las cenas benéficas, cuando se agotan las entradas. El recorrido terminó en el plaza del Concello, frente a la casa consistorial, con la interpretación de la Marcha do Antiguo Reino de Galicia y un emotivo aplauso de todos los asistentes. Tal fue el agradecimiento mostrado por la junta directiva, que la mayor parte de las personas que conforman la misma se echaron a llorar.

Ana Casais, presidenta de la asamblea local, no pudo evitar las lágrimas al final del acto, por la cantidad de gente que se sumó a la iniciativa. Entre las asistentes estaban las presidentas de los colectivos de A Laracha y Laxe, que este mes y el próximo tienen convocados a los vecinos de sus localidades para sus cenas benéficas. La primera será la larachesa.

El buen tiempo acompañó a los participantes en el recorrido y el éxito animó a las componente de la junta directiva a empezar a pensar en la convocatoria del año próximo, que probablemente culminará con una comida campestre y más actividades para todos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

Carballo se echó a la calle para apoyar a los enfermos de cáncer