La huerta halla en el empaquetado la fórmula para añadir valor al producto

Un almacenista de A Laracha se traslada a Carballo para poder envasar legumbres. Por otra lado, Casa da Tulla es la primera marca de patatas que se legaliza en Coristanco


carballo / la voz

El empaquetado y las nuevas vías de comercialización de los productos de la huerta han conseguido incrementar el valor añadido de patatas, hortalizas y verduras e incluso legumbres. El proyecto más importante es el de Ángel Morgade, probablemente el único almacenista que queda en la zona, que ha decidido pasarse al envasado y ofrecer servicios a sus proveedores para evitar el abandono de la producción, un problema que empieza a ser bastante serio tanto en la Costa da Morte como en otros puntos de Galicia, como en Lourenzá.

La empresa, que tiene medio siglo de antigüedad, se traslada al polígono de Carballo, con una inversión de casi 300.000 euros, porque necesita mucho más espacio para su nuevo proyecto. Primero lo intentaron en A Laracha, pero no solo era mucho más caro sino que las condiciones eran draconianas. «Non podías escoller un sitio en concreto, o que non entendo. Nós precisamos peiraos de carga para camións de 17 metros, que son os maiores que hai e en A Laracha só permitían un fondo de 10 metros, co que ocuparíamos a beirarrúa e mesmo a zona de estacionamento, que son áreas comúns. Seriamos un estorbo. En Carballo non houbo ningún problema», explicó Ángel Morgade.

De hecho, el pleno carballés estudia hoy concederle una bonificación del 95 % en los tributos. Pero el mayor beneficio será para los productores. El hasta ahora almacenista, con una experiencia de tantos años, dará servicios a los productores, como la eliminación de las vainas de las habas, que se realizará con una maquinaria muy sofisticada. Ángel Morgade piensa que cada vez es más escasa la producción porque la venta, incluso a granel, da mucho trabajo al agricultor.

Otra de las novedades será la instalación de una cámara de frío para evitar la fumigación y comercializar un producto mucho más sostenible, incluso ecológico, si la legumbre procediera de terrenos con esa calificación.

Sin embargo, la parte más importante de la iniciativa es el envasado. Sería la primera vez que la faba local se empaqueta en la zona y no se vende al por mayor sobre todo a Asturias, como ha venido sucediendo desde siempre.

Para Ángel Morgade la iniciativa es fundamental para su empresa, puesto que cada vez depende más de legumbres de países extranjeros. «Temos fabas extraordinarias en Lourenzá ou na comarca e tamén a verdina, que cada vez se planta e se vende máis, pero o certo é que cada vez temos que abastecermos máis en Arxentina, Bolivia, Canadá ou Estados Unidos. O mellor é comercializar o produto do agricultor do lado e iso é o que queremos facer».

Ángel Morgade todavía no tiene marca, que sería la primera de la zona para legumbres. Sí la hay ya para patatas. Casa da Tulla es el nombre elegido por Juan Carlos García para comercializar la patata Kennebec y Fina de Carballo que produce en sus tierras de Coristanco. Los intentos de diferenciar los tubérculos producidos en Bergantiños en general y en la localidad en particular chocaron con el Consello Regulador de Pataca de Galicia, por lo que para aprovechar el tirón de la fama adquirida por los tubérculos de la zona fue necesario legalizar un nombre comercial. Además de vender a grandes superficies y establecimientos de hostelería, también lo hace a los particulares, en cajas de 10 kilos que se entregan a domicilio. La compra se realiza por Internet.

La comercialización directa es la que ofrece mejores resultados y desde hace unos años se ha convertido en una salida para algunos productores. En Muxía venden leche directamente a los consumidores y el colectivo Xebre, que reúne a horticultores ecológicos de las comarcas de Bergantiños y Soneira, tiene un puesto en el mercado de San Agustín, en A Coruña, además de acudir a las principales ferias de la zona.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

La huerta halla en el empaquetado la fórmula para añadir valor al producto