«O nome de Basilea non llo vou cambiar nunca»


Olegario y Leonor emigraron a Suiza en el año 64. Más concretamente, a la ciudad de Basilea. Cuando volvieron, en el 75, fundaron el bar que ahora regenta su hija, Ana Doldán, en Cabovilaño-A Laracha. «Cando os meus pais emigraron, eu quedeime aquí vivindo cos meus avós» cuenta. Ana narra que «o pasaron moi mal porque non é fácil deixar unha filla aquí». Ella iba de vez en cuando a visitarlos. «É unha vida moi distinta, moito do que hai agora aquí xa o había alí no ano 75», explica. Junto con uno en Brión, este es el único bar Basilea de la zona, y Ana asegura: «O nome non llo vou cambiar nunca». Cuando murió su madre, pidió fotos de la ciudad a Información y Turismo de Basilea y ahora las luce por el local. También presume de un escudo del equipo de fútbol de Basilea que le regaló un cliente. Muchas de las personas que frecuentan el bar también fueron emigrantes. Uno de ellos, Manolo, estuvo trabajando en Montreux y visita el Basilea «todos os días».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

«O nome de Basilea non llo vou cambiar nunca»