El campo de tiro de Soandres es legal, pero se excedió en la tala de árboles

Un informe del Seprona indica que se cortaron 80 ejemplares y no los 24 permitidos


Carballo / la voz

El campo de tiro olímpico de A Laracha es legal, pero se investiga si la tala de árboles efectuada en Vilar de Fraga se ajusta a la legalidad y a los permisos solicitados por el club promotor. Así lo confirmaron ayer en la Guardia Civil, que apuntan a un informe elaborado por el Seprona sobre esta instalación, levantada en las inmediaciones de la AC-523, en la parroquia larachesa de Soandres.

La denuncia partió del Comité de Defensa de las Rías Altas. Integrantes de este colectivo remitieron un fax a la Comandancia de la Guardia Civil de A Coruña, que, a su vez, dio traslado al Seprona de Arteixo. Los agentes realizaron varias investigaciones sobre este proyecto deportivo, pionero en la Costa da Morte. La primera es si la instalación es, o no, legal. «Las averiguaciones efectuadas ante las diferentes Administraciones confirman que sí lo es, y que el proyecto se ajusta a los permisos tramitados».

De forma paralela, los agentes comprobaron si, como defiende el Comité de Defensa de las Rías Altas, el recinto se ubica en las inmediaciones de un camino real y de una antigua vía romana: «En los archivos de Patrimonio analizados no consta la existencia de ese camino ni de esa vía romana. Además, el entorno no está incluido dentro de ningún tipo de bien de interés cultural o patrimonial», contradiciendo así la versión facilitada por el colectivo ecologista.

Con respecto a la preocupación de vecinos y ecologistas sobre posibles vertidos de plomo al Anllóns cuando arranque la actividad en el campo de tiro, desde el instituto armado, aseguraron ayer que los agentes del Seprona, efectuarán «mediciones periódicas» en el cauce fluvial. En todo caso, señalaron que el río se encuentra «a una distancia razonable del campo de tiro y que los proyectiles empleados en estas practicas no deberían causar ningún tipo de daño ecológico. En todo caso, se estará vigilante».

Donde sí existen indicios de infracción es en la tala de árboles realizada en la zona de A Chousa Grande-O Vilar de Fraga. «El informe sobre el inventariado apunta a que solo se podían talar 24 árboles y se quitaron 80, en su mayoría salgueiros y carballos, por lo que se dio traslado de este informe a la Fiscalía Delegada de Medio Ambiente para que analice la documentación y determine si hubo, o no, infracción o delito medioambiental».

Respuesta del club

Por su parte, Jesús Ferreiro Rodríguez, presidente del Club de Tiro Olímpico de A Laracha, apuntó ayer que la entidad tenía conocimiento de esta denuncia, pero niega que se hubieran cortado más árboles de lo que refleja el informe del Seprona, remitido a la Fiscalía el 18 de abril. «Hubo una primera tala en el año 2013 por parte del que era, por aquel entonces, el propietario de los terrenos. Se hizo con los permisos pertinentes y el informe del Seprona realizado en su momento así lo indica», justificó el presidente del Club de Tiro de A Laracha. Eso sí, dijo que durante los trabajos de construcción del recinto «se cortaron entre 14 y 15 ejemplares de salgueiros y carballos, pero de dimensiones pequeñas, no eran ni maderables. Tenían entre 10 y 15 centímetros de diámetro. Eran todos muy pequeños». Jesús Ferreiro comentó que «los tocones que allí había son los restos que quedaron de aquella corta del 2013 y lo que se hizo fue retirarlos de allí con los otros 14 o 15 ejemplares».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El campo de tiro de Soandres es legal, pero se excedió en la tala de árboles