Los clásicos triunfan en A Laracha

El ingenioso hidalgo de la arma-dura se llevó el premio central del certamen de disfraces, que llenó de público el pabellón

El primer premio de comparsas fue para una divertida y pícara versión del Quijote.
El primer premio de comparsas fue para una divertida y pícara versión del Quijote.

No faltó de nada en el concurso del entroido larachés. Ni siquiera la lluvia se lo quiso perder, lo que obligó a organizadores, participantes y público a hacer uso del plan b y cambiar la plaza del Concello por el pabellón.

Los nuevos ídolos de los más pequeños -la patrulla canina- y la renacida saga de Star Wars tuvieron doble representación en un certamen en el que también se dejaron ver habituales como Barbie y Ken -aún sin desembalar-, y que sirvió para engordar la nómina de premios de algunos concursantes ya galardonados en otros municipios días atrás. Fue el caso de El ingenioso hidalgo de la arma-dura, cuya desenfrenada puesta en escena del Quijote -con pícaro final, de ahí el nombre- recibió ayer en A Laracha el primer premio de comparsas (dotado con 400 euros: 200 por el vestuario y otros 200 por la puesta en escena) tras haber obtenido el domingo en Carballo el segundo de carrozas en Carballo.

Asimismo, Aprechos.com, terceros ayer (200 euros) con su recreación de una malla tradicional habían sido distinguidos en la localidad vecina con el premio especial Choqueiro de Bergantiños. Paracaidistas Pim Pam Pum, con avión y batería antiaérea incluidos, completó el podio (segundos y 300 euros) principal en A Laracha, aunque el certamen dio mucho más de sí. En la misma categoría, los jóvenes de Ricos y pobres se quedaron sin recompensa, pero su historia y sus bailes se llevaron un caluroso aplauso del numeroso público que acudió al pabellón. Los pequeños caballeros de Excálibur también fueron muy aplaudidos en la categoría de grupos, en la que fueron segundos. En ese mismo apartado, Star Galixian imprimió un divertido giro a la historia original para convertir los ingredientes del cocido en el motivo del enfrentamiento de Dark Vader y Kylo Ren con Luke Skywalker y compañía, y acabar bailando Hay un gallego en la luna. Pero el premio se lo llevaron los otros representantes de la popular saga.

Robots con ganas de bailar, ovejas de algodón, simpáticas marionetas e incluso un racimo de uvas buscando el fin de año fueron algunas de las otras originales propuestas con las que A Laracha celebró el día grande de su entroido.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Los clásicos triunfan en A Laracha