Solidaridad y fraternidad a raudales, tanta como agua baja por el Anllóns, próximo en su desembocadura. Muy cerca del estuario del río bergantiñán está el pabellón polideportivo de Cabana. El sábado por la noche estaba alfombrado de rojo para acoger la cena de solidaria de Cáritas. Más de tres centenares de personas acudieron a llamada de María Jesús Varela González, que por décimo año consecutivo convocó el acto para ayudar a los refugiados que inundan Europa huyendo de la guerra y al sostenimiento del Proxecto Home. «Fenomenal, fantástico», así de agradecida y feliz estaba la organizadora con el resultado de la fiesta de la solidaridad. Cuando uno intenta ayudar de buena fe a alguien está alegre. Es un acierto acudir a estas fiestas, en las que al tiempo que se está colaborando en una buena causa es posible divertirse. Como lo hizo el físico y popular divulgador científico Jorge Mira, que se encargó de presentar el acontecimiento, en el que hubo sorteo de regalos. Además, en el pabellón de Cabana había mucha gente conocida, sobre todo políticos, como el alcalde de A Laracha, José Manuel López; así como el de Malpica, Eduardo Parga; la diputada Margarita Varela, y el parlamentario autonómico Aurelio Núñez, otro que suele aparecer en todas partes, o la presidenta de la Asociación de Lucha contra el Cáncer de Carballo, Ana Casais. Un grupo viajó en autobús desde Carballo. Todos degustaron el menú, en esta ocasión formado por empanada, pescado y carne, con postre, café y licores. Y hubo música. El grupo de gaitas Farrapos de Fol y el Dúo D?Café amenizaron la jornada, que acabó con baile.

María Jesús Varela y sus compañeros de la junta directiva de Cáritas de Cabana trabajaban ayer por la tarde en la recogida de los bártulos y en la contabilización de las ayudas recibidas. En los próximos días harán públicas las cuentas para que tanto los asistentes como la sociedad en general conozcan el resultado de su convocatoria y su aportación a los dos colectivos por los que está trabajando la entidad durante los últimos tiempos. El Anllóns bajaba tranquilo el sábado por la noche mientras se oían sones de fiesta solidaria.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Cabana desborda solidaridad y fraternidad