Roi Tato tuvo en sus botas el triunfo visitante, pero su disparo fue repelido por el poste

La Voz

CARBALLO

10 feb 2024 . Actualizado a las 21:57 h.

Tras el regreso de vestuarios, el Bergantiños pareció despertarse del letargo. Resultó clave la entrada de Álex Lorenzo, quien revolucionó el juego local en su posición de mediapunta. Hubo, incluso, un intento de adelantar líneas por parte del cuadro rojillo, que provocó algún desajuste defensivo en el Gran Peña. De hecho, hubo que esperar 47 minutos para disfrutar del primer disparo a puerta de los locales en el partido. Álex Ramos tuvo la primera, pero respondió bien Álex Ávila. Apenas un minuto después fue Musy el que gozó de una oportunidad, pero su lanzamiento salió por encima de la portería celeste.

Pero esta tibia mejoría resultó ser un espejismo. El Gran Peña, con Meixús como mariscal de campo, y Ju en las tareas de contención, con Cantero en labores de apoyo, se hicieron de nuevo con las riendas del choque.

Fueron los olívicos los que tuvieron la opción de llevarse los tres puntos del municipal. Corría el minuto 64 de partido. Mario Fuente se marchó de su par y su centro raso al área desde la banda izquierda cayó a los pies de Roi Tato, quien controló y con toda la portería para él y Canedo lanzándose a la desperada estrelló el balón en la base de poste derecho de la portería.

El partido entró así en la recta final y Secho se la jugó a la heroica. Puso en liza a Davi Álvarez, Cano y Longo para tratar de desnivelar la contienda y lograr los tres puntos en litigio. Pero en lugar de optar por el juego combinativo, el Bergantiños lo intentó a balón parado y con ineficaces remates de cabeza.