El TSXG paraliza cautelarmente otro proyecto de parque eólico, el de Bustelo

Santiago Garrido Rial
s. g. rial CARBALLO / LA VOZ

CARBALLO

Imagen de archivo de un parque eólico
Imagen de archivo de un parque eólico Ana García

Al igual que en el de Campelo, aboga por resolver la cuestión de fondo y proteger el medio ambiente. Sin construir, afecta a Carballo y Coristanco

18 oct 2022 . Actualizado a las 05:00 h.

Ocurrió recientemente con el de parque eólico de Campelo y ahora pasa lo mismo con el futuro vecino de Bustelo: el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) ha paralizado cautelarmente su ejecución. Las obras no han comenzado en ninguno de los dos, pero están (estaban) próximas, y ahora habrá que esperar a que se decida el fondo del asunto. Y ese fondo es si existe o no una «fragmentación artificial» entre ambas instalaciones, junto a la de Monte Toural, o si se ha reducido a la mitad los plazos en los trámites de información pública o falta de puesta a disposición de informes sectoriales. La autorización administrativa que se suspende fue concedida por el Consello da Xunta en noviembre del año pasado, y el parque está promovido por Greenalia. El recurso contra los tres parques (y la petición de medidas cautelares ahora aceptadas) fue interpuesto en enero por Adega y por la Asociación Plataforma para la Defensa de la Cordillera Cantábrica.

Los argumentos que dan los magistrados para conceder esa paralización cautelar son idénticos a los que ya dieron para el parque de Campelo. «Por exigencia de los principios de igualdad en la aplicación de la ley y de seguridad jurídica, debemos seguir ahora la misma solución a la que llegamos el mes pasado», indica. Y la razón principal es la de «favorecer la protección del medio ambiente». Y que no hay urgencia, puesto que como indica el auto, este parque ya viene de hace tiempo, puesto que el proyecto aprobado arrancó hace doce años.

Garantía de 10.000 euros

En todo caso, Adega y la entidad con la que comparte recurso deberán aportar una caución (una garantía) de 10.000 euros, que se suman a otros tantos por el parque anterior. Greenalia pedía más: o un porcentaje del presupuesto de ejecución, que es de 42,5 millones de euros, o «el importe ya invertido», que roza los doce millones. Los 20.000 son mucho menos dinero, pero aun así las recurrentes iniciarán de inmediato una «campaña de recaudación colectiva solidaria» para reunir esa cantidad, algo que además tiene un plazo de quince días.

De manera paralela, se pondrán en marcha mesas informativas en las zonas afectadas por los tres proyectos, ya desde este jueves, día 20, en Santa Comba, con un acto denominado Como paralos?!, convocado por Adega y la Plataforma non eólicos Bustelo-Campelo-Monte Toural. Está dirigido al público en general, con especial atención a los vecinos de esos ámbitos. Empezará a las 20.30 horas en el edificio multiusos Terras do Xallas, y hablarán abogados de las entidades recurrentes y miembros de Adega, de la plataforma y de Salvemos a comarca de Ordes.

«Centaurea ultreiae»

Este parque lleva ya muchos años de trámites, y además reduciendo el número de molinos (y cambiando su potencia y ubicación), hasta nueve (así lo indica la sentencia, aunque en la declaración de impacto ambiental del 2020 aparecían diez), debido a la presencia de la flor protegida centaurea ultreiae. Si no hay más variaciones, se quedará con esos nueve aerogeneradores de 111 metros de alto, 136 de diámetro de rotor y 4,5 megavatios de potencia cada uno.

De todos modos, con los años ya acumulados, el procedimiento judicial en marcha y que la línea de alta tensión que debe llevar su energía hacia Mesón do Vento aún no está construida, no sería nada extraño que el remate se demore mucho más de lo previsto.

Parte de las tareas de limpieza

Greenalia, con la USC, toma medidas para conservar un helecho singular en la Costa da Morte

s. g. rial

En el entorno de los montes de las parroquias vimiancesas de Tines, Bamiro y Salto funciona, desde finales del 2019, el parque eólico de Miñón, promovido por la compañía Greenalia. Son seis aerogeneradores (y una subestación) de cuatro megavatios cada uno, que en aquel momento era la mayor potencia en activo en España. Tal vez lo siga siendo, y si no estará en el grupo de cabeza, aunque en los nuevos proyectos ya están anunciados molinos de hasta seis megavatios.

Fue, la de la elevada potencia, una de sus singularidades, pero también la altura, 114 metros, o el diámetro de rotor, de 130, razón por la que este parque se ve a la perfección desde numerosas parroquias adyacentes. Otra de sus peculiaridades es que, en el entorno de la subestación, muy cerca del núcleo de Tines, se detectó en su momento una especie singular de helecho macaronésico (técnicamente, Dryopteris Guanchica), clasificada como vulnerable en el Catálogo Galego de Especies Ameazadas. Greenalia, explica una portavoz de la compañía, lanzó en ese año 2019 la primera fase de medidas para su protección y recuperación, en colaboración con la Universidade de Santiago, por medio del Laboratorio de Tecnoloxía Ambiental y con el Centro de Formación e Experimentación Agroforestal de Guísamo (CFEA).

Seguir leyendo