Buen arranque de la temporada de caza menor en la comarca

Cristina Viu Gomila
Cristina Viu CARBALLO / LA VOZ

CARBALLO

Ana García

La lluvia dejó a algunos aficionados en casa, pero las cuadrillas que salieron lograron hacerse con bastantes conejos y algunas perdices

17 oct 2022 . Actualizado a las 05:00 h.

El sábado eran muchos los aficionados a la caza de la Costa da Morte que ya daban por perdida la jornada inaugural de la temporada de caza menor, pero el día de ayer no fue tan malo como el anterior y muchas cuadrillas se animaron a salir al monte. La mayor parte de los que lo hicieron se vieron recompensados con una buena cantidad de conejos e incluso con alguna que otra perdiz.

No hubo, sin embargo, rastro de liebre, ya que precisamente los perros no pudieron seguirlo a causa de las precipitaciones, a pesar de que no llovió en todas partes. Los que acudieron a los cotos de Corme y de Razo no tuvieron que vérselas con el agua, que sí dificultó mucho las cosas en Cee. José Manuel Castro, de O Ézaro, reconoció que salió poco más de una hora, «máis que nada por matar o antollo», pero se volvió con algún conejo.

Lito Vázquez, de la Venatoria de Bergantiños, estuvo en O Roncudo y salió bastante satisfecho. Durante la mañana no cayó una gota, aunque hubo algo de viento. Terminaron la jornada con una media docena de piezas de pelo.

También quedó contento Eliseo Rodríguez, que estuvo por la costa carballesa. «Pasámolo ben e non choveu nada» dijo. Incluso los que estaban en la zona de Monte Neme se quedaron contentos. Todos pudieron comprobar que las repoblaciones que estuvieron realizando dieron su resultados, tanto en conejo como en perdiz.

Preocupación

En la comarca había bastante preocupación por la extensión de la mixomatosis en los conejos, sin embargo todos los cazadores consultados negaron haber encontrado piezas con síntomas de esta dolencia, por lo que parece que lo más duro de la enfermedad ha pasado ya.

En el coto de Zas también hubo muy buenas capturas. Ramón Blanco explicó que tanto su grupo como los otros que estuvieron por la mañana en el terreno lograron una buena cantidad de piezas. Casi todas las cuadrillas consiguieron conejos suficientes para que ninguno de los cazadores se quedara sin carne que llevar a su casa, aunque no fue igual en todos los casos. En concreto, se quejaron los que estuvieron por Pudenza.

En Vimianzo hubo bastantes diferencias en función de los grupos y los lugares en los que estuvieron. Los hubo que lograron incluso estrenarse con la liebre, que ayer consiguió zafarse en la mayor parte de los cotos de la Costa da Morte. En Malpica, sin embargo, Rogelio Pereira comentó que se avistaron bastantes perdices y faisanes, por lo que se espera una buena temporada en lo que respecta a las piezas de pluma.