Tendencia

La Voz BERRO SECO

CARBALLO

12 oct 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

El abandono de los montes y del rural condiciona la caza. Por una parte, especies tradicionales ya no tienen el hábitat que les permitió su desarrollo durante siglos. Los eucaliptales y tojales por doquier favorecen la desaparición de roedores y aves atractivas para la actividad cinegética de siempre. Al tiempo, las nuevas estructuras agrarias, más industrializadas, provocan que otras especies, como el jabalí, casi se conviertan en plaga. O hay cambios o la tendencia se acentuará.