Piden 200.000 euros por una aldea de Corme

Pablo Varela Varela
pablo varela CARBALLO / LA VOZ

CARBALLO

El lugar de Candelago, con cerca de una decena de casas, está sumido en el abandono

05 oct 2021 . Actualizado a las 17:59 h.

A poco más de un kilómetro de Corme, a medio camino de la aldea del Roncudo y a apenas un paso del campo de fútbol, el lugar de Candelago languidece. Casi una decena de casas de piedra sobreviven como buenamente pueden al paso del tiempo y el abandono, una mezcla que amenaza con llevarse por delante el patrimonio arquitectónico de la zona: los hórreos se fueron quedando desnudos, sin piedras, y más de una acabó en fincas cercanas. Mientras tanto la vegetación se adueñó del paraje y trepó por las paredes de los edificios, que estuvieron habitados, en su mayoría, hasta los años setenta.

Hace ya más de una década, un grupo de propietarios barajó reconvertir el lugar en un complejo de turismo rural, pero el proyecto se desmoronó y entonces abrieron las puertas a una posible venta. A día de hoy, el escenario es idéntico. Elena, una de las integrantes de un grupo de tres propietarios que posee varias casas en Candelago, cuenta que las adquirieron hace dos años. «Nos tendremos que ir pronto de Galicia por motivos laborales, así que queremos venderlas. Si no fuese por eso, seguiríamos con el proyecto, porque es un sitio mágico, con unas vistas maravillosas. Nos enamoramos del lugar y queríamos montar algo allí, muy cerca del trayecto del Camiño dos Faros. Ya hemos recibido algunas ofertas», apunta.

Hasta el momento, inversores asturianos y también una pareja se han interesado por las casas abandonadas de Candelago. ¿El precio? 200.000 euros. Por ahora, ninguna de las ofertas ha colmado las expectativas de los dueños, pero las conversaciones continúan. «Es un tira y afloja, porque nosotros compramos prácticamente por ese importe en su momento, así que seguiremos hablando», agrega Elena.