Sogama invertirá 35 millones hasta el 2023 en el tratamiento de orgánicos

Antonio Longueira Vidal
Toni Longueira CARBALLO / LA VOZ

CARBALLO

Sogama

Los residuos incorporados en el contenedor marrón son la gran prioridad

15 jul 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Entre el 2017 y el 2020 Sogama invirtió 45,8 millones de euros en la ampliación del complejo medioambiental de Cerceda, en la planta de compostaje de A Areosa, en la creación de nuevas depuradoras y otras mejoras a nivel técnico y logístico. El objetivo era ampliar la capacidad de tratamiento hasta el millón de toneladas de basura al año, toda vez que los 2,24 millones gallegos residentes en los 295 concellos adscritos a Sogama generan más de 800.000 toneladas.

Ahora, la sociedad presidida por Javier Domínguez afronta nuevos retos en esta etapa post covid. Con vistas al 2023, la sociedad prevé ejecutar inversiones por más de 43 millones de euros, de los cuales destinará 35 millones a la gestión y tratamiento de la materia orgánica recogida a través del quinto contenedor (marrón). Toda una red de infraestructuras de ámbito autonómico que tendrá que estar lista antes de diciembre de 2023.

Así, se pondrá en marcha otras tres plantas de biorresiduos. A la de Cerceda, ya en funcionamiento, se sumarán las que se construirán en Cervo, Verín y Vilanova de Arousa. Estas plantas estarán apoyadas por otras 13 de transferencia, preparadas para trasvasar en las mismas la materia orgánica recogida de forma separada. Para ello, 5 microplantas se transformarán en otras tantas de transferencia de mayor capacidad y con mayores prestaciones: A Lama, A Cañiza, Riotorto, Curtis y Ponteceso. También se construirá una nueva planta de transferencia en el polígono industrial de Cee, que sustituirá a la que está operativa en Monte do Son. Y se adaptarán las plantas de Guixar-Vigo, O Porriño, Silleda, Lugo, Ourense, A Rúa y Narón.