El polígono de A Ponte do Porto, abierto a ofertas de más de 1,1 millones

Santiago Garrido Rial
s. g. rial CARBALLO / LA VOZ

CARBALLO

ANA GARCIA

La única puja fue de 110.000 euros, así que el letrado de Justicia inicia un período de 10 días para ver si alguien da al menos el 50 % de su valor

03 jul 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

El polígono industrial privado de A Ponte do Porto tardará aún días o semanas en tener dueño efectivo, aunque en su subasta solo hubo una puja por la cantidad mínima establecida: 110.000 euros, consignada por una entidad de la zona que tiene la intención de sacar adelante este proyecto respetando las permutas iniciales en las más de sesenta parcelas en las que se dividió el parque empresarial porteño.

Pero aún quedan unas fases que cumplir, como marca la legislación (ley de enjuiciamiento civil). Ya se ha producido la certificación de cierre de subasta, con esa única puja, pero falta aún la preceptiva aprobación del remate por parte del letrado de la Administración de Justicia, un proceso de concurso de acreedores que se sustancia en el Juzgado de lo Mercantil número 2 de A Coruña, derivada de una elevada deuda (solo de intereses, 600.000 euros) con el Gobierno por no haber devuelto en plazo un préstamo de 800.000.

De momento, esa certificación de cierre ha sido trasladada a las partes (entidades empresariales, acreedores, administrador concursal), y como la única cantidad ofrecida es inferior al 50 % del valor de tasación, se abre un período de diez días para que se pueda presentar un tercero que mejore la postura, ofreciendo más del 50 % del valor de tasación. Y como este es de 2.200.000 euros, tendría que superar el 1.100.000 euros. Una cantidad muy elevada, a la que habría que sumar más de un millón de euros en la inversión para lo que falta para urbanizar el parque, cantidades todas que se detallan en el decreto de liquidación para subasta del mismo juzgado, emitido hace dos meses. En realidad, el valor de mercado se estima en 3.690.934 euros, según un informe de diciembre del 2019, con un grado de ejecución del 68,21 %, pero teniendo en cuenta todas las circunstancias, en julio del año pasado se propuso darle el valor de 2,2 millones al lote (es único, con todas las parcelas), teniendo en cuenta el valor de mercado consignado en el inventario, el grado de ejecución y la necesidad de realizar más obras. Y esa es la cifra que lo determina todo, que para la primera puja es del 5 % del total, de ahí esos 110.000 euros. Si hubiera habido más, se iría subiendo de 10.000 en adelante.