El lunes comenzará la reforma del puente de Baio, en la AC-552

Santiago Garrido Rial
s. g. rial CARBALLO / LA VOZ

CARBALLO

BASILIO BELLO

El tráfico se cortará en parte, y totalmente desde la segunda quincena de agosto durante tres semanas, pero con accesos para los peatones

12 jun 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

El momento de reformar y ampliar el puente de piedra de Baio sobre el río Grande ha llegado, y ocupará todo el verano. El histórico paso sobre la AC-552, que une Baio, en Zas, con A Piroga, en Bamiro (Vimianzo) tendrá restricciones de tráfico y también cortes totales en las próximas semanas, en las que habrá fases de trabajo muy diferenciadas.

Este lunes, día 14, empezará la actividad. Pero de momento será escasa, de trabajos previos, con la colocación de las señales verticales. El martes 15, los operarios instalarán las barreras para comenzar las excavaciones precisas para las canalizaciones para los servicios de electricidad y telefonía. Justo en esta fase comenzarán las primeras restricciones de circulación, con el corte de un carril y circulación por el otro (el derecho en sentido Fisterra), con regulación de semáforos. También se señalizarán los desvíos alternativos para los vehículos en los accesos por la comarcal y en los enlaces con la autovía. Los peatones, como explican desde la consellería, tendrán un paso habilitado en todo momento.

Tras las canalizaciones empezarán los cableados por las compañías afectadas, que deberían estar listos antes del 16 de julio. En esta parte de las obras no debería haber cortes de tráfico, salvo algún episodio concreto.

Las obras de calado comenzarán sobre el 19 de julio, con la rehabilitación del puente y la demolición del muro del estribo número 2, además de su reforma para la ampliación del tablero y la demolición del voladizo situado en la margen derecha. Serán dos fases unidas, la primera y la segunda, en las que se permitirá el tráfico de vehículos de modo alterno, con semáforos, y siempre con acceso peonil.

La tercera y la cuarta fase también irán unidas. Comenzarán en la segunda semana de agosto. Ambas se corresponden con la preparación del puente para el asiento de las losas prefabricadas y su colocación y montaje. Durante las tres semanas que está previstos estos trabajos, estará cerrada totalmente la circulación de vehículos sobre este puente, y será obligatorio el uso de los desvíos alternativos señalizados.

El tránsito peatonal estará permitido, habilitando un itinerario en la zona de la obra salvo los momentos puntuales en los que haya cargas suspendidas, o que exista algún otro riesgo debido a los trabajos que se realicen, y en todo caso no pasarán de diez a quince minutos, regulados por el personal que esté en la obra.

Finalmente, está previsto que se abra al tráfico el 6 de septiembre, ya con la nueva sección ampliada. Habrá nuevos cortes, los precisos, y en un solo carril, para aplicar el aglomerado del tablero o las juntas de dilatación. Y los peatones podrán moverse por la acera derecha o izquierda en función de la zona en la que se ejecuten las obras, que terminarán a finales del verano o principios de otoño. Los concellos de Zas y Vimianzo ya están informados de los cambios.