Los expertos piden tomar nota de la pandemia: hacen falta medios para investigar

Santiago Garrido Rial
S. G. RIAL CARBALLO / LA VOZ

CARBALLO

ANA GARCIA

A LUZ DA CIENCIA NO DOLMEN DE DOMBATE | Las charlas de Cabana ahondan en el valor del conocimiento. Esta crisis ha servido para dar a la Medicina el valor que tiene. También se precisa unidad, consenso y transparencia

30 may 2021 . Actualizado a las 20:30 h.

La devastadora crisis del coronavirus ha servido para aprender algunas lecciones. Y varias de ellas, posiblemente las más importantes, fueron abordadas por un panel de expertos en la primera jornada de una nueva edición de A Luz da Ciencia no dolmen de Dombate, segundo capítulo de las aulas científicas que la Diputación organiza en el centro de interpretación del megalito, junto al Concello de Cabana, y coordinadas por el físico Jorge Mira. En esta ocasión, las charlas estuvieron centradas en Os segredos da covid-19, con la participación de expertos del máximo nivel.

El viernes hablaron el catedrático y genetista (plagado de innumerables cargos y premios) Ángel Carracedo, y el pediatra y profesor Federico Martinón-Torres, además de Luis Verde Remeseiro, gerente del área sanitaria de A Coruña-Cee, que intervino en el debate posterior, del que salieron datos y apreciaciones muy interesantes. No era para menos, ya desde el título: Que podemos facer para mellorar a loita contra esta pandemia? No pocas cosas: es una pandemia, y como tal tiene que quedar resuelta hasta en el último rincón del mundo. Es preciso invertir más en investigación, en un amplio aspecto. Y es necesaria también «humildade, capacidade de rectificar e recoñecer os erros», indicó Martinón.

 Carracedo, Martinón y Verde arrojaron luz sobre vacunas o tratamientos

Carracedo coincidió. Puso de relieve la importancia de la Medicina, abogó por la transparencia en la toma decisiones, y no dar este problema por acabado, ya que «hai moito traballo que facer». Él mismo explicó, como primicia, todo lo que está haciendo en su grupo de investigación mundial (20.000 pacientes). Lo hizo en su conferencia, dedicada a explicar por qué hay gente con problemas graves por covid, y otros son asintomáticos. Y lo hizo además mediante una clase magistral de genética, de esos cromosomas y sus páginas que integran el libro de la vida, haciendo comprensible de manera muy didáctica un conocimiento que en esencia no lo es tanto para el lego en la materia. Pero, además de dar las claves de su trabajo, enfatizó la importancia de apoyar la investigación, «que leva tempo e traballo». Pero que da resultado, y a la vista está. «Nunca na vida me sentín tan orgulloso de ser médico», dijo, y de llevar 40 años dando clase a médicos vocacionales.

Uno de esos alumnos fue Martinón, que trabaja e investiga en el Clínico Universitario de Santiago. Habló, sobre todo, de las vacunas. Las que, como dijo gráficamente, evitan cada año millones de muertes, y con el covid no son una excepción, algo que a veces no se valora como se debe. Incidió en el valor de la investigación y alertó contra los bulos y los conspiranoicos, que tanto daño hacen, propagados por ejemplo desde la «Universidade de Twitter», indicó irónicamente. «As vacinas evitan mortes e hospitalización. Funcionan», zanjó.

«Nunca na vida me sentín tan orgulloso de ser médico»

En el debate, Mira le preguntaría por la polémica y muy actual segunda dosis de AstraZeneca. ¿Hay que recibir esa o Pfizer? «Calquera é boa», respondió, pero es partidario de completar el ciclo con la misma. «É a máis recomendable, o que non quere dicir que a outra sexa mala», añadió. No le gusta que se haga ruido con este tema, ya que eso no tranquiliza, y además no tiene sentido. Verde abogó por la unidad y el consenso en las decisiones, que eviten tensiones que no llevan a nada. Le llama la atención que incluso cuando la máxima autoridad sanitaria ha puesto en entredicho la segunda dosis de AstraZeneca, los ciudadanos optan en su inmensa mayoría por ella, lo que da que pensar.

Carracedo quiere que la gente, los jóvenes, valoren, analicen, conozcan el método científico, se pregunten el porqué de las cosas, que no le cuelen falsedades. Martinón destacó que los más pequeños sí han sabido adaptarse el primer momento a las medidas de prevención, dando una lección a los mayores, así que hay esperanza si se trabaja bien.

Ponentes de primer nivel accesibles para todos

Las conferencias del viernes y de ayer (y las primeras, sobre astronomía) tienen ponentes de primer nivel, pero las restricciones impiden la asistencia de público deseada por las dos partes. Del público, mucho, con numerosas llamadas. Como hace algo más de dos meses, para verlas íntegramente será necesario esperar a que estén publicadas en la página web de la Diputación, en la sección de Patrimonio (dacoruna.gal/patrimonio). No habrá problema en localizarlas, porque aparecerá el enlace en la portada, y también en la web del Concello de Cabana. Tienen interés divulgativo, también didáctico, como unidades educativas para todos los centros que lo deseen.

El alcalde cabanés, José Muíño, destacó la importancia de que ponentes de tal nivel se acerquen a la zona rural a mostrar sus conocimientos, como ocurre en este caso. El diputado de Patrimonio, Xosé Lois Penas, agradeció el esfuerzo de todos y destacó que esta iniciativa «vén para quedarse», engrandeciendo el proyecto científico que supone Dombate. Xosé Regueira, vicepresidente de la Diputación, resaltó el «orgullo» de que algo de tal nivel se lleve a cabo en Bergantiños. Carracedo, por cierto, incidió en el interés de la comarca por la ciencia: es la mayor zona de Galicia con clubes científicos en sus centros educativos. Mira, además de coordinador, ejerció de presentador y moderador, y elogió las cualidades de cada asistente: no pocas en cada uno de los casos.