Noventa minutos para la gloria: lo que espera el Bergantiños de este domingo

El Bergantiños precisa un punto frente al Arousa para ascender a Segunda B. El choque comenzará a las 17.00 horas


Carballo / La Voz

Muchos carballeses todavía no habían nacido o eran muy pequeños cuando el Bergantiños logró, en mayo de 1988, el primer ascenso de su historia a la categoría de bronce del fútbol español. Y este domingo estos mismos carballeses pueden ser testigos directos del que sería el segundo gran logro del club en sus 98 años de existencia (fue fundado en 1923). Para ello, el cuadro rojillo precisa, al menos, un punto frente al Arousa en un duelo vital que arrancará a las 17.00 horas en el municipal de As Eiroas.

Las matemáticas en este caso son claras y prácticamente todas son favorables al Bergantiños. Si gana al Arousa será nuevo equipo de Segunda B. Si empata, también ascendería. Y en caso de derrota -hay que tocar madera- tendría una última bala en la recámara, que pasaría por ganar el próximo fin de semana en O Carballiño al Arenteiro, precisamente el líder del grupo de la fase de ascenso, que también jugará mañana. Será en el Anxo Carro de Lugo contra el Polvorín.

Pero nadie en el club bergantiñán contempla la opción de esperar otros siete días para lograr el objetivo final. Todos en la entidad, empezando por el entrenador, José Luis Lemos, y los integrantes de la plantilla, quieren descorchar el champán este domingo frente a su público, en casa, con sus fieles y, a veces, sufridos seguidores. «Necesitamos un punto, pero saldremos a por los tres», avanzó el preparador bergantiñán, quien dejó claro que no piensan especular.

La realidad es que esta fase de ascenso está resultando ser muy exigente, tanto en lo anímico como en lo físico, algo angustiosa y extremadamente larga porque el objetivo está ahí, se puede tocar con los dedos, pero sigue sin materializarse: dos triunfos (Arenteiro, 3-2 y Alondras, 3-2) y otras tantas derrotas (Alondras, 2-1 y Arousa, 3-1) es el bagaje del conjunto carballés en esta segunda fase de la liga.

Fortín casi inexpugnable

Eso sí, As Eiroas se ha convertido en un fortín casi inexpugnable. El equipo ha demostrado en su feudo ser un elenco fiable, con sus pros y sus contras, pero fiable. Con remontadas incluidas, como la lograda in extremis en la primera jornada de la liguilla contra el Alondras tras ir 0-2 por debajo en el marcador. Sin embargo, nadie quiere oír hablar de ansiedad y la palabra derrota no tiene cabida en el vestuario: «Los jugadores están muy concentrados, saben lo que se juegan y están muy enchufados», admitió Lemos, quien para mañana solo cuenta con una baja significativa: la de Carlos que se recupera de una rotura de clavícula. El resto ha sido convocado para el partido más importante en la historia reciente del club (duelos coperos contra el Rayo Vallecano y el Sevilla aparte).

Y es que el presidente, Luciano Calvo Pumpido, ha repetido hasta la saciedad desde que llegó a la entidad que el objetivo y el puesto que le corresponde al Bergantiños, como club y por historia, es la Segunda B.

Claro que enfrente no habrá precisamente una perita en dulce. El Arousa está cuajando una gran segunda fase. Arrancó con derrota en Lugo contra el Polvorín (1-0) pero, posteriormente, encadenó tres triunfos consecutivos: Polvorín (2-1), Somozas (0-1) y Bergantiños (3-1). Estos resultados auparon a los de A Lomba hasta la tercera plaza en detrimento precisamente del Polvorín, que el domingo se medirá en el Anxo Carro al líder. Un Arenteiro que, por cierto, encabeza la tabla con dos puntos de ventaja sobre el Bergantiños y que ascendería de forma matemática si vence mañana al cuadro lucense.

Pero en el Bergantiños solo piensan en el Arousa, un equipo muy fuerte como lo demostró en Vilagarcía y para el que Lemos solo tiene buenas palabras: «No precisa de mucho para hacer ocasiones de gol. Con muy poco te mete en problemas. Y a nivel táctico es un equipo muy organizado». Eso sí, parece que tiene un punto débil: «Sufre mucho cuando el ataque del rival es muy continuado», por lo que Lemos insistirá en el 4-2-3-1 que tan buen resultado le está dando en esta atípica liga marcada por el covid-19. Salvo cambios imprevistos de última hora todo apunta a que el técnico apostará por los mismos que doblegaron al Arenteiro hace quince días. La única duda estaría en la punta del ataque: Duque o Cano. Este podría ser el once llamado a la gloria: Canedo, Diego Vela, Aarón, Abel, Iago López, Agulló, Cano, Remeseiro, Yelco, Diego Uzal y Martín Lamelas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Noventa minutos para la gloria: lo que espera el Bergantiños de este domingo