Tricampeón gallego a los 70 años

El carballés Antonio Remuiñán Sánchez ganó tres pruebas en el autonómico de medio fondo máster al aire libre


carballo / La Voz

Antonio Remuiñán Sánchez (Ardaña-Carballo, 1950) viene de proclamarse tricampeón en el campeonato autonómico de medio fondo máster al aire libre celebrado este domingo en la pista del Centro Galego de Tecnificación Deportiva en Pontevedra. Se estrenó en la categoría M-70 por todo lo alto, con tres oros en los 400 metros, donde hizo un tiempo de 1 minuto, 25 segundos y 81 centésimas de segundo; los 800 (3:21.48) y los 1.500 (6:39.50).

«Máis ou menos contaba con estes resultados, porque xa antes mirei os clasificados e as súas marcas e dixen ‘hai que loitar', aínda que con ser primeiro nas tres probas, non», expresó ayer. Ya en su día en la categoría M-65 estuvo cerca del primer puesto con varias platas y mismos bronces. Pero ojo, el bergantiñán está satisfecho con las posiciones logradas, pero no del todo con los tiempos: «Teño que mellorar», dice. Así es Antonio, un hombre que busca superarse cada día.

Lleva enamorado del atletismo toda una vida. Su primer contacto con esta disciplina fue en el servicio militar: «Para non facer as gardas apuntabámonos ás carreiras e collinlle o gusanillo», recuerda entre risas. Luego emigró a Suiza por trabajo, donde participó en carreras populares. Pero fue después de 30 años en el extranjero, cuando regresó a Galicia, el momento en el que más tiempo le dedicó a este deporte.

El carballés, con el mono de trabajo puesto en un trail
El carballés, con el mono de trabajo puesto en un trail

Se federó más tarde que temprano con la creación del club Atletismo Carballo y ahora compite, también, con la AD Fogar, asimismo de la capital bergantiñana. Con 60 años corrió su primer maratón en A Coruña y ya lleva cinco. También muchos trails, como el de las Cabeceiras do Anllóns, en A Laracha, con el famoso kilómetro vertical. Remuiñán se atreve con todo. Está mejor que de quince. «Non me queixo para os meus anos. Teño saúde, que é o máis importante, e ganas», comenta.

La pandemia le afectó mucho en su estilo de vida con los gimnasios cerrados y la mayor parte de las pruebas suspendidas: «Iso era o mellor, atoparse coas amizades na fin de semana», lamenta. En un viaje por Navidades a Suiza para ver a sus dos hijos (una mujer y un varón) lo pasó realmente mal al tener que estar tres semanas sin hacer ejercicio: «Había frío, neve, os ximnasios estaban pechados...», cuenta.

Remuiñán, rodeado de vida en una prueba
Remuiñán, rodeado de vida en una prueba

Antonio practica a sus 70 años actividad física a diario. También le gusta el ciclismo. Solo, a veces, se permite descansar los sábados y los domingos: «Tamén hai que dedicarlle algo de tempo á muller», suelta entre risas. Está jubilado y es el mayor atleta de la familia, que no es pequeña, por cierto. Son once hermanos, de los que tres (hasta no hace mucho eran cuatro) practican atletismo. «Eu son o maior dos catro. Chegamos a competir por relevos na Coruña. Funos enganchando a todos pouco a pouco, porque o deporte é vida e o atletismo non ten idade. A min axudoume a ter unha mellor saúde e eles tamén o notaron. Agora deixárono un pouco a un lado pola pandemia, pero volverán seguro», afirma. Remuiñán incluso gana a sus hijos en horas dedicadas al deporte.

«O deporte é vida e o atletismo non ten idade»

En su juventud, también jugó al fútbol. «Gústame o deporte en xeral, practicalo e competir, sempre para ir a mellor», resume este hombre que, en su vida laboral comenzó como jardinero, después trabajó en una fábrica de circuitos magnéticos y acabó de engastador, en el terreno de la joyería.

Antonio, que fue engastador, observa sus medallas
Antonio, que fue engastador, observa sus medallas

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Tricampeón gallego a los 70 años