Del todo al casi nada: arranque desigual de la campaña de pesca en la Costa da Morte

Xosé Ameixeiras Lavandeira
X. Ameixeiras CARBALLO / LA VOZ

CARBALLO

En el Xallas hubo buenos resultados, pero no así en otros puntos. Hablan algunos de los pescadores más madrugadores

22 mar 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Los pescadores de río se quedaron sin jornada inaugural el año pasado a causa del confinamiento. En este 2021, con suerte muy diversa, se lanzaron al río en la Costa da Morte buena cantidad de aficionados. Se llevaron la palma los que fueron al embalse de A Fervenza, en el entorno de Orballido (Baíñas-Vimianzo), Brandoñas (Zas) o Niñán (Mazaricos). Fue el caso de Francisco Campos, que logró alcanzar el tope, tres piezas de más de 23 centímetros. Un compañero suyo se hizo con una de tres kilos y medio y otra de dos. Estaban eufóricos. «Houbo moitos pescadores e moi boas capturas», relató. «É a mellor zona», aseguraba una vez rematada la jornada. En A Fervenza se puede pescar a pie o en pato flotador, según dijo, e incluso usar embarcación para ir hasta alguna de las tres islas.

José Martínez, devolviendo la captura al río por no dar la talla, en el coto de Verdes (Coristanco)
José Martínez, devolviendo la captura al río por no dar la talla, en el coto de Verdes (Coristanco) Ana Garcia

No tan gozosa fue la jornada en el coto de Verdes. José Martínez García, de Coristanco, salió de este tramo del Anllóns con pocos ánimos. «Regular tirando a malo», calificó su salida al río. Martínez capturó una pieza, de más de 21 centímetros. Le picaron algunas más, pero tuvo que devolverlas al agua porque eran muy pequeñas. Había mucho nordeste. Además, la lombriz, dice, no era el mejor cebo para un día como el de ayer. De todos modos, opina que la mayoría de los pescadores «tenían ganas de saír ao río». Los de la cucharilla sí tuvieron más suerte, asegura. Lamenta, por otra parte, que haya muy pocas truchas, fruto, argumenta, de la contaminación por vertidos y herbicidas. Además sueltan poca cría, en su opinión.

El pescador Agustín Maroñas, en el Anllóns a su paso por Carballo
El pescador Agustín Maroñas, en el Anllóns a su paso por Carballo Ana Garcia

Agustín Maroñas fue al coto de Bértoa (Carballo). También en el Anllóns. «Nada, moi mal», se queja. Probó con la lombriz y con la ninfa, y ni por esas. Ni una. Cree que el agua estaba muy fría y que el cauce aún va muy crecido, además del nordeste, otro factor negativo. Óscar Torres Rodríguez, de Caldas de Reis, pescó dos en el coto de Verdes, una de 23 y otra de 22 centímetros. Utilizó cebo de lombriz. Tiene 31 años y lleva desde los 10 practicando este deporte. «Gústame o río», comentaba refiriéndose al Anllóns. La semana que viene irá al Xallas. En el conjunto de Galicia, la primera jornada de la campaña transcurrió así

Óscar Torres, joven aficionado, en el refugio de Verdes (Coristanco)
Óscar Torres, joven aficionado, en el refugio de Verdes (Coristanco) Ana Garcia