La anulación de la cuarentena obligatoria reactiva los viajes por tierra y aire entre Galicia y Suiza

La movilidad también beneficiará a trabajadores que llevan semanas esperando para incorporarse a sus nuevos empleos en la construcción


CARBALLO / LA VOZ

Suiza levantó el jueves la cuarentena de diez días a los viajeros procedentes de España, en vigor desde el 20 de enero. No es la primera vez: a finales de octubre también eliminó otra en vigor desde finales del verano, que trastocó los planes vacacionales de cientos de emigrantes gallegos, especialmente de la Costa da Morte, que se vieron obligados a adelantar su regreso a finales de agosto para no tener que estar semana y media sin salir de casa.

Este cambio, que también afecta a Portugal y a otros Estados, permite recuperar la movilidad y los flujos tan frecuentes durante todo el año. Tras unos meses con mínimas opciones de viajar, ahora aumenta el abanico por tierra y aire. Para quienes accedan al país será necesario llenar un formulario de entrada, como hasta ahora en buena parte de los casos (hay excepciones), pero la PCR negativa solo se pide para los vuelos. Lo que genera más controversia es que Francia sí pide esa PCR para quienes atraviesan el país, así que los que usan la carretera en principio deberán tenerla en caso de parada. Es un riesgo: son muchos los testimonios de emigrantes que atravesaron toda Suiza, Francia y España sin que nadie los parase a pedir documentación o pruebas, pero en todos caso el incumplimiento se paga con fuertes multas.

Por carretera regresan las líneas de autobús, por ejemplo las de FlixBus, compañía que tiene acuerdos con otras (Socitransa) y que permite contratar tarifas flexibles y baratas en función de la demanda. Tras semanas con salidas solo desde Verín, con las fronteras de Portugal cerradas salvo determinados transportes, para el día 30 está previsto retomar ese servicio desde las estaciones de A Coruña, Santiago o Vigo. En la web ya era posible reservar ayer los trayectos más largos, por ejemplo un A Coruña - Zúrich para ese día 30 por 74 euros, cifra que puede cambiar. El viaje dura 30 horas y media, con un transbordo. Por ser tránsito no se suele pedir la PCR, pero en algún caso sí podría ocurrir.

Los vuelos también van a más. Basilea y Santiago están conectados ahora una vez a la semana, y desde abril, dos. Desde Ginebra, uno ahora y cuatro desde abril. Para Zúrich (Edelweiss) habrá que esperar al verano, y tal vez en junio ya recupere Vueling su ruta habitual.

Vía libre a las incorporaciones en la construcción

La movilidad beneficiará a muchas familias gallegas que van y vienen a Suiza de manera regular, que tienen allí parientes, propiedades o citas médicas, pero también a trabajadores que llevan semanas esperando por su incorporación. Eso ocurre, por ejemplo, con los ya seleccionados por la empresa temporera Bautech para trabajar en Basilea en varios ámbitos de la construcción.

Finalmente, las entrevistas presenciales a los candidatos escogidos, tras mucha espera, podrán celebrarse en Paiosaco a finales de este mes, y las incorporaciones serán inmediatas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La anulación de la cuarentena obligatoria reactiva los viajes por tierra y aire entre Galicia y Suiza