El Paiosaco cayó con las botas puestas frente al Polvorín

Melissa Rodríguez
melissa rodríguez CARBALLO / LA VOZ

CARBALLO

basilio bello

El equipo verdiblanco cuajó un buen partido y luchará por la permanencia

28 feb 2021 . Actualizado a las 22:04 h.

El Paiosaco tuvo este domingo un partido muy importante que decidió su futuro para lo que resta de liga. Para seguir con opciones de poder salir de los puestos que llevan a luchar por la permanencia en la segunda fase tenía que empezar por ganar al Polvorín, tercer clasificado. No fue posible, aunque los verdiblancos se dejaron la piel. Un tanto solitario de Antón Escobar a falta de quince minutos para el final decidió el encuentro en A Porta Santa a favor de los visitantes (0-1). El Paiosaco continúa cerrando la clasificación con diez puntos y está a catorce del Viveiro, que ocupa el último puesto que da acceso al play-off a Segunda B, cuando solo quedan doce en juego.

Hubo dos partes diferenciadas. En los primeros 45 minutos, los locales aguantaron como campeones las continuas embestidas del rival, que combinaba desde atrás. Es más, con una defensa que estuvo impecable, le restaron peligro a las llegadas de los lucenses, que por este motivo nunca alcanzaron a disponer de una ocasión clara de gol. Prácticamente se jugó en el campo del Paiosaco. Los verdiblancos esperaban la oportunidad para salir a la contra. Fue así como, con el paso del tiempo, le llegaron las primeras oportunidades para abrir el marcador, como un tiro de Eiroa desde medio campo que se le escapó de las manos al portero Julen y un defensa cogió a tiempo, un lanzamiento de Otero que el meta paró o un disparo de Sayés desde la banda izquierda con el arquero muy adelantado que fue a la red superior.

En cambio, tras el paso por vestuarios, el Paiosaco salió más confiado al contar el adversario con un hombre menos desde el minuto 45 por doble amonestación, y logró poner contra las cuerdas al Polvorín. Gozó de numerosas ocasiones para abrir el casillero, como un remate alto desde el área, dos centros que Otero se quedó a centímetros de rematar en el área pequeña o un tiro de Richi por la banda que paró el portero. Pero delante tenían un conjunto de mucha calidad que no dejó de intentarlo. Dispuso de un mano a mano con Rama que evitó Edu Días en el último instante, un lanzamiento de Iago Novo desde los once metros que el meta frenó, y sobre todo un disparo que se fue al poste y que el rechace lo despejó Edu. El 1-0 llegó con un gol de vaselina de Escobar tras un mano a mano con Rama.