¿Qué es lo primero que harás ahora que se levantó el cierre perimetral? Familia, amigos, mar o deporte son los planes de ellos

Vecinos de la Costa da Morte, unos anónimos y otros rostros conocidos, explican cuáles son sus intenciones ahora que la movilidad será algo mayor, y por qué

Diana Sanjurjo y Paco Rey, con sus hijos Xabi y Aleixo
Diana Sanjurjo y Paco Rey, con sus hijos Xabi y Aleixo

carballo / la voz

Tras semanas de cierre perimetral, son muchos los vecinos de la Costa da Morte, particularmente los vimianceses, que llevan con esta restricción desde finales de octubre, los que aguardan esa mayor movilidad que podrá haber a partir de hoy. Desde la comarca, salvo en el caso de Ponteceso y Corcubión, se podrá acudir a cualquier otro concello del área sanitaria de A Coruña y Cee, excepto Curtis. ¿Y qué es lo que se anhela hacer en este primer fin de semana de medidas menos duras? Familia y amigos están, al menos según los consultados, a la cabeza de los planes.

Diana Sanjurjo Pardo, vecina de Caión y madre de dos niños, Xabi y Aleixo (imagen superior), perdió a su madre el pasado día 15. Solo espera que abran las «fronteras», como ella las llama en broma, por un motivo: que los pequeños puedan ir a ver a su abuelo materno, que ahora, tras el fallecimiento de su mujer, reside solo en A Coruña. «Es la única y principal razón por la que nos desplazaremos, para pasar el fin de semana con él. No iremos a ningún sitio por pasear. Para pasear, Caión», explica. Aunque ella se desplaza a A Coruña para trabajar, sus niños no han salido de la localidad larachesa desde hace mucho tiempo y la pandemia obliga a una vida que va de la casa al colegio y poco más. «Claro que notan todo esto: preguntan cuándo podrán ir a ver a su abuelo, cuándo podrán ir a casa de sus amigos... Ellos también necesitan desahogarse».

No le sorprendería, dice, que por haber una mayor movilidad, la gente saliese ahora «en masa» a otros municipios. Con el buen fin de semana que se prevé, seguramente el propio Caión reciba estos días bastantes visitantes. Por lo demás, el alivio de estas medidas también se notará en el comercio: Diana trabajan en uno de A Coruña en el que tienen clientes de Carballo, Culleredo, Abegondo, Arteixo, A Laracha... Ahora podrán desplazarse sin impedimento. 

El mar

La familia es clave para todos, anónimos y conocidos. El exfutbolista del Bergan Borja Facal (1985), ahora coordinador de las categorías de base y residente en A Coruña, asegura que lo que realmente le apetece para este primer fin de semana de apertura es «baixar a Laxe para ver a meus pais, sentilos de verdade». Eso, en lo personal, además de los paseos con aroma a mar de su tierra que tan bien sientan para el «equilibrio emocional». En lo deportivo, desea el retorno de la práctica federada y retomar las actividades del día a día, ver cómo las bases van creciendo en muy diversos sentidos.

Borja Facal, exfutbolista del Bergantiños y coordinador de las bases
Borja Facal, exfutbolista del Bergantiños y coordinador de las bases

Irma Macías, voz de Luar na Lubre y vecina del municipio de Vimianzo, solo ha salido de él por cuestiones laborales: misas cantadas en iglesias, de un lado, y un concierto en Madrid con la banda folk, hace unos días, el primero desde noviembre. Lo que más anhela es ver a parte de su familia, «tías maiores» que tiene en otros concellos, así como conocer el nuevo hogar de una amiga que se ha independizado en A Coruña. Asegura que también tiene muchas ganas de ver el mar en «amplitude»: «Boteino moito de menos, esa calma».

Irma Macías, voz de Luar na Lubre
Irma Macías, voz de Luar na Lubre

Mar y familia, todo en el mismo concello, incluyendo a sus nietas, lo tiene el muxián Américo Vigo Blanco. Desde que era un niño anduvo al mar, en la pesca y también la mercante: «É un oficio moi escravo, sobre todo antes». Ahora, a sus 62 años, está jubilado. Para él, que hace su vida dentro del término municipal, y aunque echa en falta los viajes del Imserso, no supondrá gran cambio que Muxía se abra. Eso sí, agradecerá «poder estar nunha terraza tomando unha cañiña». Al covid, asegura, le tiene «respecto»: «Coa xente que coñeces ao mellor aínda te paras algo a falar, coa máscara e distancia, pero da xente que non coñeces xa te desvías máis». Por la propia familia, de otro lado, sabe bien del «pau grandísimo» que ha sido todo esto para la hostelería. Américo es suegro de Álvaro Rodríguez (A Lonxa d’Álvaro).

Américo Vigo, jubilado muxián de 62 años
Américo Vigo, jubilado muxián de 62 años

«Grazas a Deus que teño o mar preto», dice Jessica Pose Rodríguez, vecina de Tras da Agra, en Canduas (Cabana). Tras graduarse en Educación Primaria, cursa a sus 22 años un máster en Investigación e innovación en didácticas específicas para educación infantil y primaria, en la UDC. Sus primeros deseos para este nuevo tiempo de desescalada no son otros que el de volver a ver a amigos, en algunos casos después de cuatro o cinco meses, incluso más. Ahora sus clases son en línea, pero nada tiene que ver con lo «agobiante» que le resultó en marzo, cuando todo esto de la «virtualidad» era nuevo. Hasta tuvo que cambiar la temática de su TFG. Tiene ganas de volver a las aulas y será el 1 de marzo: «Necesitas estar con xente, contacto cos compañeiros. Estando no ordenador non te relacionas co do lado».

Jessica Pose Rodríguez, joven de Canduas, Cabana, que cursa un máster en la UDC
Jessica Pose Rodríguez, joven de Canduas, Cabana, que cursa un máster en la UDC

Al joven Fabián Varela Pena, vecino de Razo da Costa (Carballo) de 14 años y alumno de la EFA Fonteboa, no le ha costado mucho adaptarse a los requisitos de la pandemia, aunque echaba de menos poder recorrer kilómetros y kilómetros con la bici en compañía de algún amigo, saliendo del perímetro de Carballo. Quizás este finde se semana también surfee y pronto podrá regresar a los entrenamientos en piscina, pues pertenece al Sysca. En el confinamiento procuró hacer el deporte en casa «para non perder a forma física» y se echó sus partidas a la Play, pero en cuanto pudo se fue «a surfear, pescar ou cortar pinos para axudar na casa», ríe.

El joven estudiante Fabián Varela
El joven estudiante Fabián Varela

Carballés es asimismo el empresario Diego Vázquez. También desea coger la bici con amigos, además de «respirar, saír coa familia do pobo, recuperar unha vida un pouco normal». Se sentará, seguramente, en alguna terraza. Su frase es clara: «Recuperamos algo de liberdade».

El empresario Diego Vázquez
El empresario Diego Vázquez

Cabe reseñar, de todas formas, que las reuniones están limitadas a cuatro personas, si en el grupo hay no convivientes. Aunque los encuentros que cumplan esta medida están permitidos, la Xunta llama a contener las reuniones y, en la medida de lo posible, limitarse a la unidad familiar. 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

¿Qué es lo primero que harás ahora que se levantó el cierre perimetral? Familia, amigos, mar o deporte son los planes de ellos