Carlos Reinoso: «La industria del papel no ha parado ni un solo día en esta pandemia»

ECOVOZ | En 2020 creció la producción ligada a los envases y a los higiénicos, pero cayó la relacionada con la comunicación. De ello habla Carlos Reinoso, director general de ASPAPEL


Carballo / la voz

¿Qué imagen ofrece el papel en la actualidad? Según el director general de ASPAPEL -Asociación Española de Fabricantes de Pasta, Papel y Cartón- Carlos Reinoso, «ha sufrido una transformación paralela a lo que han sufrido sus procesos industriales. Yo creo que no está tan lejos aquella imagen de la industria en general, y de la papelera en particular, contaminadora y antigua. Y, realmente, nuestra industria, como muchas otras, ha sufrido en sus fábricas una auténtica revolución industrial y medioambiental, alcanzando estándares de calidad muy elevados. Estamos en la primera línea mundial», sostiene Reinoso.

-¿Han logrado trasladarlo a la sociedad?

-Tenemos que hacerlo. Creo que estaremos de acuerdo en que el papel cada vez se percibe más por el consumidor como la alternativa sostenible en muchas aplicaciones. Nos viene a la cabeza todo lo ligado a los embalajes y las bolsas de papel. Cada vez más, cuando el consumidor quiere optar por alternativas más sostenibles, se dirige al papel y al cartón. Esto es una realidad y el resultado de un enorme esfuerzo en las empresas. Además, va soportado por inversiones, porque las mejoras tecnológicas y medioambientales tienen que llevar detrás multimillonarias inversiones. En España debemos estar orgullosos porque hay muchas fábricas papeleras que están en el primer estándar del comportamiento de sostenibilidad del mundo

-El pasado año se registraron caídas en la producción, pero también incrementos. ¿Hacia dónde se inclina la balanza?

-Ha sido un año extraordinario y peculiar. Desde marzo, con el inicio del estado de alarma, tuvimos que atender los mercados, y entre los productos papeleros hay muchos que son esenciales. Si realmente hubiera parado esta industria, las medicinas no hubieran llegado a las farmacias, ni los alimentos a los supermercados, porque se transforman en papel y en cartón. La información impresa tampoco, ni el papel sanitario o higiénico, que fue el gran paradigma con los grandes acopios. La industria no ha parado ni un solo día para evitar situaciones de desabastecimiento.

-¿Las cifras qué indican?

-Que nuestra industria ha bajado la producción en un 2,7 %, una cifra casi testimonial. Pero hay sectores que han crecido, como por ejemplo los envases de embalaje, especialmente el cartón ondulado, con un crecimiento de casi el 5 %; o los higiénicos y sanitarios, con un aumento del 2,4 %. Pero sí es cierto que esto enmascara un descenso en la producción y el consumo de papeles ligados a la comunicación, a la impresión y a la escritura que, en algunos casos, ha caído hasta un 30 %. Con lo cual, luces y sombras en la industria, pero se ha mantenido el tipo.

«Queremos que nuestras empresas contribuyan a una sociedad más sostenible»

La Asociación Española de Fabricantes de Pasta, Papel y Cartón, ASPAPEL, «engloba a la práctica totalidad de la industria española que fabrica, bien sea celulosa, papel en todas sus variedades o cartón», explica Reinoso.

-¿Cuáles son sus fines?

-Claramente, lo que la asociación persigue y pretende es contribuir al desarrollo competitivo y sostenible de nuestra industria. Lo que realmente queremos es que nuestras empresas contribuyan más y mejor al desarrollo de la economía, a tener una sociedad más sostenible. Trabajar las palancas de competitividad de las empresas industriales es en lo que centramos el esfuerzo de nuestra asociación.

-Con unas prioridades muy claras a través de diferentes áreas de actuación. ¿Cuáles son?

-Como asociación tratamos de dar respuesta a los que son los principales retos del sector, tanto si hablamos en el canal general -políticas industriales- como de cuestiones concretas. Son los aspectos ligados a las materias primas, bien sea la madera o la gestión forestal sostenible, o lo que son las cuestiones ligadas al reciclaje. También a la energía, a cuestiones de capital humano, tanto en la negociación de los convenios colectivos como la prevención de riesgos o de formación y capacidades de nuestros equipos humanos. También a la logística o el transporte.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Carlos Reinoso: «La industria del papel no ha parado ni un solo día en esta pandemia»