Árbitro, sacristán, campanero y estudiante de ingeniería con 19 años

«Téñenme dito de broma que cos árbitros e os curas non se pode levar ben», admite el vimiancés Christian Sendón Villar


Carballo / La Voz

Christian Sendón Villar (Vilaseco, Castrelo-Vimianzo) es a sus diecinueve años, cumplidos en el pasado mes de diciembre, todo un descubrimiento. Emplea su tiempo como árbitro de fútbol, sacristán, campanero y estudiante de ingeniería de datos. Además, es voluntario en Cáritas, aporta en las tareas de casa y en su día fue portero. Lo suyo es ayudar a los demás, ya sea para dirigir un partido o para informar a los vecinos de que alguien se ha muerto. Desde niño se ha acostumbrado a llevar un ritmo de vida frenético que ni el coronavirus ha conseguido parar.

Gracias por leer La Voz

Suscríbete al periodismo sin límites hecho en Galicia

WEB+APP
Lee todas las noticias en la edición digital y la aplicación, accede a contenidos exclusivos y disfruta de una lectura sin publicidad intrusiva
PAPEL LOS 7 DÍAS
Disfruta al recibir en casa el periódico en papel toda la semana, accede a la réplica en PDF y a todas las ventajas de la suscripción WEB+APP

Árbitro, sacristán, campanero y estudiante de ingeniería con 19 años