El oleaje se come a bocados una línea de costa de Razo cada vez mayor

El río de la playa ha cambiado cuatro veces en poco más de una semana


carballo / la voz

El océano lleva siglos, milenios, horadando la actual costa de Razo, en Carballo. Lo explicaba muy bien, el agosto pasado, el geólogo Juan Ramón Vidal Romaní: entre Razo y Baldaio se juntan dos grandes fallas del Terciario. Una es la misma que pasa por Meirama, y que al llegar al océano forma una fosa que el mar aprovechó para crear la laguna. Y la de Razo-Arnados desarrolló un valle que va hasta el Monte Neme. Mientras que A Pedra do Sal se construyó sobre una plataforma de roca, en Razo se aprovechó la cuña de sedimentos del delta del Rego de Oza y Pardiñas, ahora unidos. Materiales arrastrados durante miles de años que el mar ha estado recuperando poco a poco.

Gracias por leer La Voz

Suscríbete al periodismo sin límites hecho en Galicia

WEB+APP
Lee todas las noticias en la edición digital y la aplicación, accede a contenidos exclusivos y disfruta de una lectura sin publicidad intrusiva
PAPEL LOS 7 DÍAS
Disfruta al recibir en casa el periódico en papel toda la semana, accede a la réplica en PDF y a todas las ventajas de la suscripción WEB+APP

El oleaje se come a bocados una línea de costa de Razo cada vez mayor