Resistencia


Llegó el día de las persianas bajadas, el casi confinamiento. Es una medida de resistencia frente al coronavirus. Un repliegue imprescindible para que la gente deje de estar expuesta a la epidemia. Centenares de establecimientos de hostelería de la Costa da Morte echan el cierre. Muchos comercios habrán de hacer lo mismo a las seis de la tarde. El objetivo está claro, doblegar al virus, que ayer mantenía a más de 1.000 vecinos contagiados. Días de aguante para la esperanza.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Resistencia