El comercio de Carballo se debate entre la jornada continua y adelantar la apertura por las tardes

El cierre de la hostelería condiciona al sector minorista, que también ve una oportunidad en la medida tomada con los centros comerciales en fin de semana


Carballo / La Voz

Las nuevas y duras medidas restrictivas aprobadas por el Gobierno autonómico este lunes, y que entraron en vigor esta pasada medianoche en los 313 municipios gallegos, pillaron a la mayor parte de los comerciantes de la Costa da Morte con el pie cambiado. Algunos directamente han colocado un cartel en la puerta de sus establecimientos: «Cerrado hasta nuevo aviso».

Otros -la mayoría- se debaten entre la jornada continua y el adelanto de la apertura de la tarde a las cuatro con el objetivo de dar servicio a sus clientes hasta las seis, hora en la que la actividad no esencial tendrá que echar el cierre obligatorio, bajo apercibimiento de multa de 600 euros, como mínimo, en caso de incumplimiento.

Richard Pallas, presidente del CCA carballés, apuntó ayer que entre el centenar de asociados existen dudas sobre cómo actuar: «Moitos non saben o que farán: se xornada continua ou fraccionada, pero adiantando o horario de apertura polas tardes».

Una encuesta realizada ayer entre pequeños autónomos del casco urbano de Carballo revela que la mayoría optará en principio por la jornada partida, pero adelantando la hora de apertura por la tarde.

Es el caso de Aurora Varela, del centro óptico Bergantiños: «No sabemos lo que vamos a hacer, pero nos planteamos abrir por las tardes de cuatro a seis». Lo de la jornada continuada no lo acaba de ver claro: «Con la hostelería cerrada y sin gente por la calle no compensa tener abierto a las tres de la tarde. Estaríamos de brazos cruzados». De la misma opinión es Merchi Deus, de la tienda de decoración infantil Bambalina: «O que plantexamos é adiantar a apertura polas tardes. Esta semana, en principio, farémolo así a ver que tal vai. E logo, en función do como vaian as cousas, miraremos que facer». Celina Soneira, socia de Ekate, junto con Ana Tobío, explicó que el negocio mantendrá el mismo horario por la mañana y se adelantará el de la tarde a las cuatro para atender a la clientela hasta las seis».

Lo que sí han confirmado los encuestados es que el cierre obligado de la hostelería supone un jarro de agua fría para el comercio: «Se os bares e cafeterías están pechados a xente non baixa á rúa e, polo tanto, non compra. Hostalería e comercio polo miúdo van xuntos da man», explicó Richard Pallas, presidente del CCA y gerente de Deportes San Remo. En su caso ha optado por retrasar el cierre por las mañanas a las dos [en la actualidad es a las 13.30 horas] y adelantar a las cuatro [ahora es a las 16.45 horas] la apertura por las tardes.

«Coa hostalería pechada é moito mellor a xornada partida»

Xoán Bautista Collazo Fraga dirige la tienda de moda de caballero Bautista, situada en la céntrica Valle Inclán. Este establecimiento lleva abierto ocho años, pero este autónomo carballés de 53 años acumula una experiencia en el sector de más de 30: «Son partidario da xornada partida porque coa hostalería pechada en Carballo non hai movemento. Non hai ambiente de xente pola rúa. Está todo pechado e non compensa ter aberto ás tres da tarde porque non vendes». Xoán Bautista Collazo cree que el comercio carballés sí se verá beneficiado del cierre de los centros comerciales los fines de semana: «É un bo momento para nós». Eso sí, el coronavirus hizo mella en su negocio: «Este ano co covid perdín moitos miles de euros, pero moitos. A miña facturación agora é un 50 por cento inferior á que faría un mes normal», indicó.

«Estamos pensando en implantar la jornada continua»

Rama Moda se ubica en la intersección de la rúa Valle-Inclán con Rosalía de Castro. Es uno de los negocios veteranos de Carballo ya que este 2021 cumple 49 años de actividad. Ana Varela es la propietaria y ayer andaba sopesando los pros y los contras de la jornada única: «Estamos pensando en implantar la jornada única. Lo estamos analizando», apuntó. Y añadió: «La ventaja de la jornada única es que podemos dar servicio a un cliente determinado que, de otra forma, no tendría la opción de aprovechar el poco tiempo que le queda libre para hacer sus compras» Y argumentó: «Hay gente que solo tiene de dos a cuatro de la tarde para comprar y si saben que hay un negocio abierto, les puede animar». Sobre todo, los fines de semana con los centros comerciales cerrados a cal y canto los fines de semana hasta el 17 de febrero.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El comercio de Carballo se debate entre la jornada continua y adelantar la apertura por las tardes