Quejas vecinales en Carballo por el uso de pisos particulares en los que se ejerce la prostitución

En la Guardia Civil constan al menos cuatro apartamentos en el casco urbano. Desde el pasado fin de semana, por otro lado, se han interpuesto treinta denuncias por saltarse toque de queda y cierre perimetral


Carballo / La Voz

Las quejas vecinales por el uso de pisos particulares para ejercer la prostitución en tiempos de pandemia y de severas restricciones a la movilidad no se circunscriben únicamente al municipio vimiancés, donde desde finales de octubre, y coincidiendo precisamente con el arranque del cierre perimetral de la localidad, se han cuantificado más de veinte reclamaciones vecinales al Concello. Vimianzo se convierte así en el primer Ayuntamiento gallego en tomar medidas para tratar de frenar la propagación del virus a través del sexo de pago, y que han derivado hasta el momento en 33 sanciones. Pero Vimianzo no es el único municipio de la comarca en el que se pone de alerta esta situación de riesgo epidemiológico.

Gracias por leer La Voz

Suscríbete al periodismo sin límites hecho en Galicia

WEB+APP
Lee todas las noticias en la edición digital y la aplicación, accede a contenidos exclusivos y disfruta de una lectura sin publicidad intrusiva
VERSIÓN PDF
Accede a la réplica del periódico en PDF, a todas las ventajas de la suscripción WEB+APP y a la hemeroteca de La Voz desde 1882

Quejas vecinales en Carballo por el uso de pisos particulares en los que se ejerce la prostitución