Comienza el goteo de partes por los más de cien accidentes de este caótico jueves

En la oficina de Mapfre de la calle Luis Calvo llevan 15 reclamaciones, y en Sueiro, 12, pero en los seguros avisan: el Consorcio no paga por los daños por el hielo


Carballo / La Voz

«Llevamos 15 partes tramitados, once del jueves y cuatro del martes, pero esperamos más reclamaciones», apuntó Sergio Vilanova, de la oficina Mapfre en la rúa Luis Calvo de Carballo. En Seguros Sueiro llevaban ayer 12 partes, pero advertían que «para la próxima semana se prevén más». En Seguros Muñiz, en la Gran Vía, apuntaron que ya tenían dos incidencias abiertas: «Una por un accidente con tres vehículos implicados en la rúa Mirtos y otra por otro siniestro con dos vehículos afectados», apuntó el gerente José Manuel Muñiz, quien señaló que en ambos casos «el hielo fue clave». Y argumentó: «En el percance de la rúa Mirtos no fue un accidente por alcance, sino tres salidas de vía, con un minuto de intervalo entre cada una de ellas, que acabaron en colisión». En la Correduría e Xestión de Seguros Toñito llevaban ayer, como mínimo, un par de incidencias, «aínda que haberá que esperar á próxima semana para dar un balance definitivo», dijo José Antonio Rodríguez.

Esta es una de las secuelas directas del caos provocado por el hielo acumulado en la red viaria de la Costa da Morte este jueves, jornada que finalizó con más de cien accidentes de tráfico, entre colisiones y salidas de vía.

Una de las preguntas que más formulan los afectados es si el Consorcio de Compensación de Seguros, entidad pública dependiente del Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital, se hace cargo de los daños provocados por el hielo. La respuesta desde las aseguradoras es siempre la misma: «El Consorcio compensa por los daños causados por el granizo, la lluvia a partir de 20 litros por metro cuadrado, inundaciones y por el viento con rachas superiores a los 80 kilómetros por hora, pero el hielo, hasta que una nueva orden así lo indique, no está incluido y, por tanto debe ser el afectado el que pague los daños en su vehículo, salvo que tenga un seguro con cobertura de daños propios», apuntó Sergio Vilanova.

«Estiven dúas horas atrapada nun atasco. Fallou a prevención porque había aviso de xeadas»

En la oficina de Seguros Generali de la rúa Gran Vía de Carballo, que dirige Jesús Varela tramitaron ayer dos servicios de grúa como consecuencia de sendas salidas de vía provocadas por el caos circulatorio de este jueves. Otilia Bértoa, empleada de la ofician desde hace 25 años, relató la situación sufrida precisamente este jueves para poder llegar a su puesto de trabajo.

Otilia Bértoa reside en la parroquia larachesa de Montemaior: «Para vir traballar a Carballo collo a estrada da Silva [Cerceda] que vai dar a Sofán». Desde allí enlaza con la AC-413, que va a Carballo por As Labradas. «Este xoves cheguei ao cruce de Sofán sobre as nove e cuarto da mañá e xa había un atasco importante. Púxenme en contacto cunha compañeira, quen precisamente tamén estaba atrapada no atasco, e díxome que levaba alí parada dende as oito da mañá», explicó Otilia Bértoa, quien añadió: «Chamoume a atención que a xente estivera calmada, tranquila. Non protestaba, non tocaba o claxon, había como certa comprensión pola situación». Más de 200 vehículos se vieron envueltos en un monumental tapón entre el O Campo da Feira de Berdillo y As Labradas: «Estiven dúas horas e cuarto atrapada no atasco ata que puiden retomar a marcha. Cheguei ao meu posto de traballo ás once e media da mañá».

Para ella, no hubo coordinación ni prevención por parte de las Administraciones: «Había aviso de xeadas, da baixada da cota de neve, de baixada de temperaturas, pero a sensación que tiven e que teño é que non houbo nada de prevención. Non estamos a falar dunha estrada secundaria, senón dunha de moito tráfico». Ayer, por el contrario, no sufrió ninguna incidencia de tráfico: «Cheguei ao traballo a miña hora. Botaron sal por toda a estrada e iso notouse».

La temperatura más baja del jueves fue en la estación de Rus

La jornada del jueves y la de ayer fueron (es notorio) muy frías, pero no de récord, atendiendo a los datos que proporcionan las estaciones meteorológicas de Galicia. En la comarca tiene cinco.

El registro más bajo del jueves fue el de Rus, en Carballo, con -2,5 grados. Casi como ayer, que fue de -2,6. Se trata de temperaturas medidas a 1,5 metros de alto, que es la que se suele usar para fijar máximas y mínimas, pero hay muchas más variables, y ahí los datos varían. Y también cambia mucho por municipios: el jueves, en Malpica la mínima fue de 3,9 grados. Y ayer, mucho más alta, nada menos que 5,6 grados. Las demás están en puntos intermedios, como la de A Gándara, en Vimianzo, y que casi repite cifras entre el jueves (0,9 grados) y ayer (uno de mínima).

Claro que cuando se analizan los datos históricos, son ir más lejos los del mes de enero de los años recientes, es fácil hallar temperaturas mucho más gélidas. Por ejemplo, el día de Reyes de hace cuatro años se rozaron los cinco grados bajo cero en Rus, el doble que esta semana. Comparando los meses, la primera quincena de enero suele ser la más fría en casi todas las estaciones.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Comienza el goteo de partes por los más de cien accidentes de este caótico jueves