El nuevo mapa de transporte público de la Costa da Morte quedará cerrado el próximo miércoles

Santiago Garrido Rial
S. G. Rial CARBALLO / LA VOZ

CARBALLO

Un autobús de Arriva, ayer, en la estación de Carballo
Un autobús de Arriva, ayer, en la estación de Carballo ANA GARCIA

La red ahora es más amplia, con más rutas y más frecuencias, después de la tercera y definitiva fase

18 dic 2020 . Actualizado a las 10:10 h.

El transporte público en la Costa da Morte ha vivido una revolución sin precedentes durante el año actual, desde enero y hasta finales de este mes, cuando llegará (el miércoles) la tercera y definitiva fase, con la nueva red completada: más amplia, con más rutas y más frecuencias.

Decenas de nuevas líneas y paradas, nuevas compañías en trayectos nuevos o sustituyendo a otras que acaban su concesión o el transporte a demanda (llamar para reservar plaza) y compartido con escolares ha supuesto todo un cambio sin precedentes. El impacto tal vez hubiera sido mucho mayor sin el coronavirus (que ha afectado a todo, también a esto), o unos años antes, porque el uso del coche particular es cada vez mayor y volver a ocupar el bus entre puntos donde habitualmente no se hacía requiere concienciación, tiempo, buenos servicios y buenos precios.

En enero se pusieron en marcha 23 nuevas rutas, con 13 empresas de la zona (o limítrofes) y 162 expediciones, la mayoría de lunes a viernes. Y con epicentro en Carballo, con conexiones diarias, por ejemplo (entre otros muchos ejemplos), con Coristanco o Tordoia.

En septiembre llegó la segunda fase, con otras nuevas líneas y frecuencias. Pero no todas las anunciadas empezaron. Sí lo hicieron, por ejemplo, líneas entre Camariñas, Carballo, Vimianzo o Zas, o entre Mazaricos, Zas y Santa Comba, a cargo de la misma UTE (ahora son doce empresas: salieron tres y entraron dos de las iniciales para este grupo), pero no otras como una llamativa ruta circular con salida y llegada a Berdoias, pasando por Vimianzo, Camariñas, Muxía, Fisterra, Cee, Corcubión y Dumbría.

Pero donde realmente se va a notar el cambio, aunque solo por volumen de viajeros (potencialmente mayor, ahora), es en las líneas con A Coruña y Santiago. Son las empresas habituales, como Arriva o Monbús, las que seguirán prestando estas rutas, al margen de algunas otras líneas en las que empresas de siempre se quedan sin la concesión y entran otras, como ya pasó en su momento con Aucasa, histórica en la conexión con Carballo desde Santiago, y al revés.

Los cambios los notarán los usuarios de cada línea, que deberán anotar las nuevas frecuencias. Las consultas rápidas pueden hace se en www.bus.gal, para analizar todas las opciones de partidas y destinos.

Sur de la comarca de Fisterra. Así denominado un amplio territorio que incluye Carnota, Cee, Dumbría, Fisterra, Mazaricos, Santa Comba y Zas. Habrá nuevas líneas de uso general, como Cee-Lariño o Cee-Zas, dos servicios en días laborables, ente otros cambios. Los más destacados son los de transporte compartido y a demanda, con 22 nuevas líneas. Y en las rutas de A Coruña a Fisterra se añaden paradas en Baio por los transbordos.

Norte de Fisterra, Bergantiños y A Coruña. Habrá más frecuencias con A Coruña desde varios puntos de la comarca. La línea A Coruña, Marineda, Arteixo, Carballo, Vimianzo, Cee y Fisterra suma cinco frecuencias, con respecto a las 70 actuales por semana.