La pandemia lastra las ventas de lotería de Navidad en la comarca a doce días del sorteo

Antonio Longueira Vidal
Toni Longueira CARBALLO / LA VOZ

CARBALLO

Ana Garcia

Los cierres perimetrales, los vaivenes en la hostelería, los ERTE y el incierto futuro empresarial pueden más que la fama que tiene la zona a la hora de repartir la suerte

10 dic 2020 . Actualizado a las 05:00 h.

La desescalada, los cinco cierres perimetrales activos en la Costa da Morte, la ausencia de turismo, los ERTE, los cierres de empresas, la escasa actividad deportiva y asociativa, los problemas de los hosteleros y el incierto panorama económico que se vislumbra una vez concluyan las ayudas a los ERTE a partir del 31 enero pueden más que la fama que tiene la comarca, y sobre todo Carballo, a la hora de repartir la suerte.

Las ventas de lotería de Navidad no son, ni con mucho, las de años anteriores. A las administraciones solo les salva las peticiones de fuera y las ventas de los últimos días, que se han reactivado justo cuando restan 12 días para el sorteo. Este año, por desgracia, el covid-19 le ha ganado la partida a la ilusión por hacerse con los 320.000 euros (el 20% de los 400.000 van para Hacienda) del primer premio.

«Fallou o turismo, temos peches perimetrais... Un de Malpica non pode ir a Carballo e un de Carballo non pode vir a Malpica...», apuntó Carolina Hombre Corral, de Pedradouro de Malpica. Una opinión que comparte Maite Bello, de El Quince, en A Laracha: «O que notamos é a falta de actividade na hostalería». Camilo Soto, de La Marina de Cee, incidió en los mismos aspectos: «Levamos dúas semanas de peches perimetrais, a hostalería só pode abrir ata as cinco da tarde, non houbo turismo... Notamos un baixón moi grande».