Los ediles rebeldes vuelven a exigir la cabeza de Carballido

Los concejales consideran que había crédito suficiente para pagar las facturas que fueron a pleno sin necesidad de hacer una modificación de crédito

Pleno celebrado el jueves en Ponteceso
Pleno celebrado el jueves en Ponteceso

Carballo / LA Voz

Los votos negativos de PP, APIN y los ediles contrarios al alcalde volvieron a tumbar la modificación presupuestaria promovida por Lois García Carballido para pagar una parte de los 295.775 euros adeudados en facturas. Ana Pérez Imia, una de las concejalas rebeldes, dijo ayer que hay «crédito dispoñible para pagar aos autónomos» sin necesidad de recurrir a una modificación. Le reprocha a Carballido que haya vuelto a llevar un tema ya rechazado anteriormente «sen ningún tipo de reunión ou información a maiores». También le recrimina que pretenda seguir gobernando «con só tres apoios, de 13, no pleno e poñéndose de vítima porque as propostas non van adiante».

Por otro lado, lamenta que en el pleno extraordinario (el jueves hubo dos), el regidor no aclarase ninguna de las cuestiones presentadas por estos ediles: «Só fixo mitin político e botou balóns fóra», aseveran. Piden, una vez más, la dimisión del alcalde de Ponteceso: «Cos antecedentes que ten, sen diálogo e sen apoio no pleno como quere gobernar?», se pregunta.

El esperpento en Ponteceso

Xosé Ameixeiras

La corporación de Ponteceso lleva una deriva peligrosa. Seguramente el regidor tenga muchos defectos y parte de culpa en lo que está ocurriendo. Es más. Está visto que le ha faltado mano izquierda con varios de los suyos, aunque lo más posible es que, visto lo visto, se haya equivocado estrepitosamente a la hora de elegir a sus compañeros de viaje.

Ahora bien, lo que no se debe admitir es que haya ediles que se suban a la parra, se líen la manta a la cabeza y pongan a un alcalde en un brete porque no les alcanza los 300, 400 o 600 euros mensuales, al margen de comisiones y plenos, como si la política fuese una feria en la que se vende y compra las ilusiones de la gente. La política es, ante todo, servicio y vocación. Y el que no lo entienda así es mejor que se aleje de ella. Cuando uno va en una lista electoral ha de llevar una buena mochila de ética y saber estar. Los alcaldes fueron dotados por ley de una autoridad y unas potestades, precisamente, para evitar que los rebaños revueltos llevasen los concellos a la ruina. O, por revanchas personales, dejar a familias y empresas sin cobrar los servicios prestados.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Los ediles rebeldes vuelven a exigir la cabeza de Carballido