Ni el toque de queda ni el cierre perimetral frenan el aumento de la basura que se trata en Sogama

Los incrementos en la generación de residuos llevan una tendencia al alza desde enero. El reciclaje también repunta durante la pandemia: el 10,6%.


Carballo / La Voz

El estado de alarma y confinamiento de la población, las cuatro fases de la desescalada, el toque de queda y los cierres perimetrales de Vimianzo tienen dos elementos estrechamente relacionados con la Costa da Morte: el covid-19 y el incremento de la basura generada por los 16 concellos de la zona, y que es tratada en las instalaciones de la Sociedade Galega do Medio Ambiente (Sogama) en Morzós (Cerceda).

Así lo atestiguan los datos correspondientes a los ejercicios 2019 y 2020, este último hasta el 30 de octubre. Según los informes facilitados ayer por Sogama, hasta la planta de tratamiento se llevan cada mes, de media, 3.310,87 toneladas, lo representa un alza del 3,3% con respecto a un mes del 2019. Pero no solo aumentan los residuos transportados en la bolsa negra, también cabe decir lo mismo del reciclado, por ejemplo, los que van en la bolsa amarilla. La llegada del estado de alarma y confinamiento, aprobado por el Gobierno central el 14 de marzo, supuso también un incremento del reciclaje de los envases de plástico, latas y briks en torno al 10,6 % de media, con picos de hasta el 25% en algunos tramos de este 2020.

Los incrementos en la generación de basura llevan una tendencia al alza desde enero. Primero, porque en muchos hogares gallegos se aprovechó el estado de alarma y confinamiento para hacer limpieza y deshacerse de todos los cachivaches sobrantes. En los meses de marzo y abril aumentaron los restos generados durante estos zafarranchos masivos efectuados en la Costa da Morte. También hubo un repunte de la basura en los hogares, que compensó con creces la caída de la actividad en sectores claves como la hostelería y el comercio minorista.

Y también se produjo un segundo crecimiento destacado este año en la comarca: el provocado por la segunda ola de la pandemia, que derivó en el segundo estado de alarma, con toque de queda y el cierre perimetral de Vimianzo y los siete concellos de la comarca de Bergantiños.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Ni el toque de queda ni el cierre perimetral frenan el aumento de la basura que se trata en Sogama