Paiosaco y Viveiro firmaron tablas en A Porta Santa

Los locales fueron mejores en la primera parte, y los de A Mariña, en la segunda


El empate (0-0) cosechado en la tarde de este domingo entre el Paiosaco y el Viveiro no sirve, en principio a ninguno de los contendientes. Los laracheses continúan sin conocer la victoria en estas cinco jornadas ya disputadas y el Viveiro se aleja un poco más de la zona alta de la Tercera División grupo A. La otra lectura que deja este encuentro, más positiva, es que el cuadro verdiblanco mejoró sus prestaciones con respecto a encuentros anteriores y el cuadro de A Mariña cortó de alguna forma una racha de dos derrotas consecutivas.

El partido arrancó en A Porta Santa con dos esquemas claramente diferenciados. Tal y como había dejado entrever este sábado Juan Riveiro, el Paiosaco dejó aparcado el 4-4-2 de inicio de curso y salió al campo con un claro 5-3-2, con Gamallo, Beto y Nico Madero de centrales; Casariego y Pablo de laterales con largo recorrido; en la media, Juanma, Moure y Josiño; y arriba, incordiando a la defensa rival, Litos e Iván Amor.

Por su parte Jesús Gómez, Chusky, preparador del Viveiro, por un 4-2-3-1 flexible, que en ocasiones acabó siendo un 4-2-4. Atrás jugaron Dani Montes, Edgar, Agustín y Pablo Rey, la manija del equipo la llevaron Xaime e Iván Rodríguez, con Gerardo en la media punta, y arriba Rolle, Javi Rey y Vicente.

Con estos planteamientos, el Viveiro intentó llevar el control del partido, con un Xaime estelar en la zona ancha, tanto a la hora de crear como a la hora de organizar. Procuró tocar siempre de primera buscando siempre al compañero mejor situado De su pierna derecha salieron las jugadas y las ocasiones más importantes de los de A Mariña. Xaime estuvo bien arropado por Iván Rodríguez, otro que cuajó un gran encuentro ayer en A Porta Santa.

Por el otro bando, el Paiosaco estuvo muy bien en defensa y en ataque encontró un filón en la banda izquierda del ataque, con Pablo e Iván Amor como grandes protagonistas, sobre todo en la primera parte.

Y es que aunque el Viveiro tuvo el esférico la mayor parte del partido el Paiosaco gozó de las ocasiones. Hasta tres muy claras en el primer acto. La primera en el minuto 13. Pablo se escapó por banda izquierda, hizo un caño a un defensa e ingresó en el área. Su potente disparo lo repelió el portero visitante, Cedrón, y el rechace fue a las botas de Josiño, quien disparó según le llegó, pero el balón impactó en un defensa y se fue a saque de esquina. En el minuto 31 llegó la segunda clara para los verdiblancos. En esta ocasión fue Iván Amor el que inició la galopada por banda izquierda, llegó al área, recortó a un defensa y envió un balón envenenado al segundo palo, que Josiño, forzado, remató fuera. Y la tercera fue de nuevo un contragolpe. Lo inició Juanma por el centro tras robar un balón en la media y habilitó a Iván Amor, pero su lanzamiento, duro y seco desde el lado derecho del área grande lo repelió de nuevo el portero visitante, el mejor de los visitantes en este primer acto, junto con Xaime.

Respuesta visitante

Los de A Mariña también tuvieron sus opciones, pero casi siempre fueron lanzamientos en largo de Javi Rey, Xaime y Rolle. La ocasión más clara del Viveiro fue una jugada (min 36) por banda izquierda de Rolle, quien sirvió un magnífico balón al área, pero Gamallo tocó lo justo para que no llegara al remate Gerardo. Con dos aproximaciones peligrosas de los locales Pablo e Iván Amor, que remataron alto, concluyó el primer acto.

El regreso de los vestuarios sirvió para ver otro Viveiro, mucho más activo, preciso y ejerciendo una mayor presión sobre el rival. En apenas ocho minutos, los lucenses habían logrado cuatro saques de esquina, dos intervenciones del portero local, Mallo, y un gol anulado a Vicente (min 50) por fuera de juego. El delantero anotó de cabeza un servicio desde la banda derecha, pero el árbitro entendió que lo había conseguido en fuera de juego. Los visitantes reclamaron unas manos dentro del área de Josiño, pero el árbitro no vio nada punible.

Pero ya fue otro Viveiro, mucho más peligroso, que fue a por el gol. Tuvo varias ocasiones para lograrlo, pero unas veces la faltas de puntería y en otras las intervenciones de Mallo lo evitaron. La más clara se produjo cuando el partido agonizaba. Un pase interior desde la banda izquierda lo aprovechó Vicente para rematar a bocajarro, pero el cancerbero local evitó el gol con una gran estirada a ras de suelo. Los locales tiraron de Moure, el mejor en la segunda parte y de Sayés, muy activo. De las botas de este último salió una de las ocasiones más claras de los verdiblanco en la segunda parte. Moure habilitó a Sayés, que ingresó en el área, pero su pase de la muerte lo interceptó un defensa cuando Iván Amor tenía la caña preparada.?

PAIOSACO, 0: Mallo, Nico Madero, Beto, Gamallo, Pablo, Juanma, Iván Amor, Josiño (Viqueira, min 85), Moure, Litos (Sayés, min 46) y Casariego (Verdejo, min 71).?

VIVEIRO, 0: Cedrón, Agustín Pereira, Daniel Montes, Edgar, Rolle (Asier, min 81), Xaime, Gerardo (Álex Meitín, min 70), Iván Rodríguez, Javi Rey, Vicente y Pablo Rey. 

GOLES: No hubo.

INCIDENCIAS: Unos 200 aficionados en A Porta Santa en una tarde desapacible en el que la lluvia y el frío fueron los dos grandes protagonistas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Paiosaco y Viveiro firmaron tablas en A Porta Santa