El Día de Difuntos más frío: sin misa en los cementerios, y más distancia

ESPECIAL DE DIFUNTOS | Habrá controles para evitar las aglomeraciones: una persona por cada 4 metros cuadrados. Suspendidos los oficios en el camposanto, que en Carballo pasan a la iglesia parroquial. En Vimianzo se anulan los funerales y los actos de ánimas


Carballo / La Voz

El Día de Difuntos más solitario y frío de los últimos decenios está a punto de llegar. Será el lunes, pero como es tradición se celebra la jornada anterior, el 1 (mañana), día de Todos los Santos, que además este año cae a domingo. Las normas y restricciones son tan severas que las tradicionales aglomeraciones se van a quedar en visitas esporádicas, guardando muchas distancias, y desde luego sin misas en los camposantos. No es que hubiera muchas al aire libre. Al contrario, son las menos en los aproximadamente 180 cementerios de la zona, pero ahí se va a notar más. El caso más llamativo es el de Carballo, donde la celebración religiosa del día 1 siempre es seguida por una multitud. Mañana no habrá, y todos los oficios se trasladan a la iglesia parroquial. A efectos prácticos, se mantiene la dominical de las 12.30, y por la tarde se celebra a mayores la de las 17.00, a la que hay que añadir la de las 20.00, siempre con los protocolos habituales de distancias y capacidad, como explica el párroco, José García Gondar. El más importante es la limitación de aforo al 50 %. El lunes 2, de nuevo, misa a las 11 y a las 20.30 horas, y desde el 2 hasta el 10, la novena de ánimas a las 19.30 todos los días.

En el Concello de Carballo, hace unos días, y de nuevo ayer, hubo sendas reuniones sobre este tema. En la primera participó el párroco, José García Gondar, junto al alcalde, Evencio Ferrero, y el edil de Seguridad, Juan Seoane, además del jefe de la Policía Local, Roberto Mosquera. Todos ellos decidieron solicitar la colaboración ciudadana para que las visitas al cementerio de la capital municipal se realicen de forma escalonada para que se limite al tiempo de estancia en el recinto, con una ocupación máximo del 50%, incluso adelantando las visitas al domingo.

Este fin de semana estará controlado el acceso al cementerio de As Labradas (el que más visitas recibe de todos los del municipio) por efectivos de Protección Civil para evitar aglomeraciones. Y allí se habilitará una puerta de entrada y otra de salida, debidamente señalizadas, para evitar contactos. El habitual dispositivo de tráfico que se establecía todos los años en el entorno del cementerio queda, por tanto, anulado.

Pero, más que en Carballo, buena parte de la atención está puesta en Vimianzo, por las restricciones a la movilidad. El párroco de la capital municipal y de otras tres parroquias, Daniel Turnes, indicó ayer que se anulan actos de ánimas y funerales en todas ellas, y ayer por la tarde estaba pendiente de que sean posible las misas. Finalmente se confirmó que se mantienen. Y será con el aforo al 33 %, un porcentaje al que no estaba obligado hasta ahora (el máximo es el 50 %), pero que ya estaba en vigor, señala Turnes. La duda, al menos a media tarde, estaba en si podía o no mantener la misa principal, también con todas las medidas de distanciamiento y seguridad, y sí.

En algunas parroquias de Vimianzo no habrá actos (salvo la celebración de la palabra por los feligreses), entre otros motivos porque el cura está de baja médica. Así ocurre con Carantoña, Cereixo o Carnés, cuyo titular también se encarga de otras de Muxía y Camariñas.

Medidas de carácter general

Salvo los concellos con confinamientos específicos, para los que pueden regir normas más restrictivas, existen reglas de la Consellería de Sanidade que se pueden consultar en la web del Arzobispado. Entre las más destacadas, estas:

Misas. No habrá misas en ningún cementerio.

Horarios. El Sergas recomienda ampliar los horarios de apertura de los cementerios, lo que permitirá espaciar las visitas y evitar las aglomeraciones. En Vimianzo, por ejemplo, las luces estarán encendidas hasta las 11 de la noche.

Aforos. El Sergas recomienda un aforo máximo de una persona por cada cuatro metros cuadrados, además de que se establezca un sistema de control que, entre otros objetivos, evite la agrupación de diferentes grupos de visitas y permita mantener la distancia entre personas, especialmente en las zonas de entrada.

Aseos. De haber aseos, la ocupación máxima será de una persona para espacios de hasta cuatro metros, salvo en el caso de quienes necesiten asistencia, en cuyo caso sí se permitirá el acompañante. Para los de mayor tamaño, con varias cabinas, la ocupación máxima será dela mitad, siempre con controles. Y si tienen extractor, siempre encendido.

Grupos. Un máximo de cuatro personas por grupo de visitas del mismo grupo familiar o de convivientes. Nunca más de media hora.

Circulación. Será importante que haya movimiento, con circuitos diferenciados de entrada y salida, y si es posible con puertas diferentes.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El Día de Difuntos más frío: sin misa en los cementerios, y más distancia