La secretaria municipal ve inviable una moción de censura en Ponteceso

En un informe dice que los apoyos de los 6 díscolos no valdrían en una votación


Carballo / La Voz

El viernes 2 de octubre se confirmó la ruptura en el gobierno de Ponteceso. La penúltima bala del alcalde, el socialista Lois García Carballido, salió por la culata. Un encuentro con representantes socialistas acabó en fracaso. Carballido pretendía limar asperezas con los contrarios a su gestión: Miguel Ángel González Gómez, Raquel Fondo Pérez, Faustino Santiago Lema, Ana Pérez Imia, Salvador Eiroa Ameijenda y María Teresa Chouciño Calvete y, de paso reactivar el pago de facturas atrasadas por 300.000 euros a autónomos que trabajan para el Concello, propuesta que había salido rechazada por la corporación en el pleno celebrado a finales de septiembre.

En aquel encuentro del 2 de octubre los díscolos no acudieron precisamente izando la bandera blanca. Todo lo contrario, lo hicieron con el machete entre los dientes en forma de carta, en la que reclamaban la renuncia del regidor (previamente se lo habían transmitido de palabra).

A partir de aquí se empezó a barruntar una moción de censura por mucho que las partes interesadas lo nieguen públicamente. Hubo llamadas de teléfono y algún que otro encuentro para ver cómo se podía formalizar la salida del alcalde que más apoyos recabó para el PSOE en Ponteceso en los últimos treinta años, precisamente un municipio vinculado durante muchos años al PP.

Tres son los escenarios que se barajan: el primero, que García Carballido se eche a un lado, algo impensable a todas luces. El mandatario gobernará en clara minoría, con el único apoyo de la concejala Noelia Varela, titular de Servizos Sociais, Igualdade, Atención ao Cidadán e Transparencia. El segundo es también muy poco probable que se dé, visto lo visto: que los seis díscolos recapaciten y vuelvan al redil. Y el tercero, que se promueva una moción de censura. Y claro, llegados a este punto habrá que ver quién es capaz de ponerle el cascabel al gato. Porque las cuentas están claras y en la oposición (PP y APIN-SON) ya han mostrado sus cartas. Los tres ediles del PP y los dos de APIN-SON ya se han ofrecido a un cambio. Pero tanto Daniel García Cotelo como José Manuel Pose siempre tuvieron claro que deben ser los ediles díscolos los que la planteen. Y ahora mismo las dudas se ciernen en saber si los votos de estos seis críticos con Carballido valdrían en una hipotética votación.

Pues la secretaria municipal, Antía Pena Dorado, parece haber arrojado algo de luz a todo este entramado legal, jurídico y político. Considera que dado el actual contexto en el que se encuentra la corporación es inviable una moción de censura. Los números no dan. Así lo confirmó mediante un escrito de siete páginas. En el documento deja claro que «a maioría absoluta no Concello de Ponteceso é de sete membros. Tendo en conta que os integrantes dos grupos da oposición só computan cinco votos, requirirían de dos votos a maiores para acadar esa maioría absoluta». Pero recalcó: «Sen embargo, eses dous votos, no caso concreto de Ponteceso, terían que ser dous membros do grupo municipal do PSOE, no que se integra o alcalde. No caso de que algún dos propoñentes da moción de censura forme parte, ou formara parte, do grupo político municipal ao que pertence o alcalde cuxa censura se propón, a maioría esixida verase incrementada no mesmo número de concelleiros que se atopen en tales circunstancias, polo que, a criterio da que subscribe, en ningún caso os votos dos membros actuais do grupo municipal socialista computarían».

La secretaria municipal cierra también la puerta a que los votos de los díscolos cuenten en una hipotética moción de censura, en el caso de que alguno, o algunos de los ediles, abandonen de forma voluntaria el grupo municipal socialista para incorporarse al de los no adscritos, tal y como avala una sentencia del Tribunal Constitucional, dictada el 21 de diciembre del 2017. La funcionaria entiende que, incluso, en este hipotético escenario político «eses votos tampouco computarían a efectos da presentación da moción».

Una versión, esta última, en la que no están de acuerdo ni en el PP ni en APIN-SON, cuyos portavoces sí consideran que sería viable porque esta sentencia del Tribunal Constitucional sí crea jurisprudencia.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La secretaria municipal ve inviable una moción de censura en Ponteceso