Ante la falta de conejo, los cazadores se entretienen con otro tipo de piezas

La jornada inaugural cinegética fue desigual según los tecores


Carballo / La Voz

Como en la feria, cada uno habla de la caza según le fue en ella. Aunque hay quejas generalizadas por la falta de conejos o la desaparición de esta especie en algunos tecores, muchos aficionados a la práctica cinegética en la Costa da Morte tuvieron ayer un buen día, aunque otros reconocen que han de matar su pasión cazando jabalíes, que de eso sí que hay en abundancia.

Jorge Caamaño, de la sociedad de Rus (Carballo), es muy pesimista: «Isto, entre nós, acabouse». La enfermedad vírica acabó con la mayor parte de los ejemplares. No obstante, reconoció que hay algo de liebre y perdiz, y bastante jabalí. El presidente de la Venatoria de Bergantiños, Lito Vázquez, que es más de perdiz, se salió ayer de su territorio invitado por la sociedad de Laxe. Entre ocho cobraron cuatro conejos cerca del cementerio laxense. Se le veía satisfecho.

No era de la misma opinión Juan José García Tasende, de la agrupación de Sofán (Carballo). «Moi pobre, hai pouco coello. Hai máis cazadores ca exemplares», se quejaba.

Por Soandres (A Laracha) tenían otro discurso. Aunque calificaban de regular la reserva de recursos cinegéticos, andaban por Montemaior y decían que la jornada salió «bastante ben». De hecho, «colléronse unhas cantas perdices», apuntaban a media tarde. María Pedreira, la única mujer cazadora de la comarca, con 26 años, tuvo un estreno de campaña optimista. «Podía ser mellor, pero estivo ben», contaba. Salió con su padre y entre los dos cobraron dos conejos. «En xeral estivo ben, paseino ben», afirmaba. Indicaba, además, que había mucho afinado en el monte.

David Brandariz, presidente de Río Mar, estaba eufórico. Se fue con un grupo de ocho a Serramo (Vimianzo) y capturaron tres liebres. «Paseino ben. Tocoume a lotería», afirmaba. Reportaba, asimismo, que oía muchos tiros en el monte, lo que quería decir que hubo movimiento de piezas. Brandariz apunta que hay bastante corzo en los montes. De hecho, se vieron junto al campo de fútbol de Baio y en O Allo. También en el área de Pasarela y Braño. Al haber mucha maleza, este tipo de especies encuentran buenos espacios para refugio. Donde sí parece haber conejo es en la explanación hecha para la autovía de la Costa da Morte.

En la sociedad San Vicenzo de Vimianzo lamentaron el triste inicio de campaña. «Na miña vida vivín un principio de tempada coma este», comentó un integrante de la agrupación. Calificó de «mala» la jornada. La cuadrilla del informante cobró tres conejos, pero alguno ni si quiera llevó la escopeta al monte ante la situación de mortandad conicular en el territorio.

Algunas sociedades están en buena situación gracias a los cuidados

Pedro Nieto, que dejó la presidencia de la agrupación San Roque de Zas el 30 de junio y alaba la gestión de su sucesor, Ramón Brenlla, aseguraba desde Rial de Arriba que, en su territorio, la jornada inaugural fue «como todos los años». Es más, contaba que sentía «tiros por todos los lados». Dijo que, por la mañana, todas las cuadrillas agotaron sus cupos. Él se fue a casa con una perdiz y un faisán. Nieto comentó que la situación en su tecor es fruto de un largo trabajo de biotopos, pues tienen 130 consolidados y repoblaron con 1.500 ejemplares. «Cuando se trabaja bien, hay resultados», afirmó. Llevan ocho años con el sistema y se han implantado rutinas de trabajo. Son 218 socios y este año tuvieron seis altas.

Buena temporada

Otro de los optimistas ayer era Carlos Casás, del tecor de Baldaio: «En xeral, bastante ben. Avistáronse bastantes coellos, pero non todo o que se ve se pode matar», manifestó. Salieron todas las cuadrillas a cazar. No lo veía del mismo modo José Antonio Facal Álvarez, de Coristanco, que decía que «algo hai», pero sin alardes. Soltaron más de 1.000 ejemplares y 700 de faisán y perdiz. Sí cazan mucho jabalí. Juan Pereira, de Fisterra, levantó dos conejos. «Aquí temos, de momento. A tempada vai ser boA», comentó.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Ante la falta de conejo, los cazadores se entretienen con otro tipo de piezas