El Paiosaco, plagado de bajas, recibe al Bergantiños

Los locales tendrán a favor el apoyo de su afición debido a las limitaciones del aforo


Carballo / La Voz

Arranca por fin la liga en Tercera División, la máxima categoría de fútbol con representantes en la Costa da Morte. Y lo hace con un espectacular derbi en A Porta Santa (17.00 horas), entre el Paiosaco y el Bergantiños. Los verdiblancos, que hoy juegan de locales, pelearán una campaña más por la permanencia sin pasar apuros, en tanto que los carballeses por dar el salto de categoría. El técnico del equipo larachés, Juan Riveiro, cuenta para el encuentro con numerosas bajas, en tanto que José Luis Lemos tiene a toda la plantilla disponible, con la excepción de Rubén Fraga, que se operó esta semana de la rotura del ligamento cruzado y del menisco externo sufrida en el primer amistoso disputado. Los de Lestón tendrán a favor el apoyo de su afición debido a las limitaciones del aforo.

El Paiosaco llega al inicio oficial de la competición con más partidos de pretemporada jugados y varias victorias. Los rojillos, con cuatro: todos acabaron en empate. En lo que a plantilla se refiere, el Bergantiños está más cambiado con hasta diez fichajes, en tanto que el Paiosaco renovó a más jugadores.

Ambos conjuntos afrontan el derbi con inmensas ganas por el parón vivido. Así lo manifestaron ayer Lemos y el capitán del Paiosaco, Hadrián Rama. Los bergantiñáns van con la pretensión de «gañar para empezar con bo pé», a sabiendas de que el rival que tendrán delante es «moi competitivo», expresó el míster. Por su parte, el equipo local confía en las «ansias dos 13-14 futbolistas que xogarán como moito», dice el portero Rama. Él no será uno de ellos, ni el centrocampista Viqueira. Ambos cumplen sanción correspondiente a la pasada temporada. En la artillería faltarán Otero y Jesús Sayés, por lesión, en tanto que en la defensa, Beto, por el mismo motivo. «Algún máis é dúbida porque está tocado», añadió. Varios juveniles irán convocados.

Todo apunta a que el Bergantiños jugará con cuatro defensas, dos pivotes, tres en zona de ataque y un delantero. Por su parte, el Paiosaco está tratando de cambiar la defensa de cinco a cuatro.

Este año el formato de Tercera División ha cambiado para adaptarse a las nuevas circunstancias que exige el covid. También en este sentido opinaron ayer los representantes de ambos clubes centrándose en sus objetivos. «Para conseguir dar o salto de categoría dá máis posibilidades», expresó Lemos, cuyo equipo parte como uno de los favoritos del grupo 1 A. «Vai haber moitos descensos e vai ser moi difícil salvarse», dijo por su parte Rama.

Buenas sensaciones

Lo cierto es que ambas formaciones llegan al encuentro de hoy con buenas sensaciones de la pretemporada. El míster carballés considera que han ido «de menos a máis, sen acabar de concretar o que o equipo pode dar». Por este motivo espera que ese plus se lo dé la competición. El larachés defiende la «boa pretempada realizada» y asegura que están con energías «renovadas». Más de 250 socios verdiblancos de los 350 posibles están confirmados. Habrá sillas supletorias y carpas.

El Polvorín-Fisterra, aplazado por un positivo en la plantilla lucense

Melissa Rodríguez

El conjunto verde tendrá que esperar para iniciar la competición

El Fisterra tendrá que esperar para iniciar la competición tras detectarse un positivo en la plantilla del que hoy iba a ser su rival, el Polvorín. El club verde recibió la noticia a última hora del viernes. «Os xogadores lucenses teñen que cumprir corentena e non sabemos cando se vai xogar o partido. Imaxinamos que nun festivo», comentó ayer el presidente fisterrán, Juan Francisco López, Veneno, que recibió la noticia con mucha tristeza: «Isto caeunos de sorpresa. Tiñamos moitas ganas de xogar, pero é o que vai tocar esta tempada», expresó.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El Paiosaco, plagado de bajas, recibe al Bergantiños