Adiós a Manolo da Rata


Redacción / La Voz

Manuel Castro Mouzo (1936-2020) falleció este lunes. Murió Manolo da Rata, porque así se le conocía en la Costa da Morte. Un gran hombre que destacó por su polivalencia en lo laboral y por su generosidad y altruismo en lo personal. Manolo da Rata, como todo camellán, aprendió a caminar por las tablas del plan de las chalanas. Y sus primeros saltos los dio para sortear los bancos de los remeros.

Fue un gran marinero, con iniciativas, emprendedor. Compró un barco pesquero, el Monte Cristo, junto con su padre, O Tonaleiro, y su hermano, Jaime. Y le daba lo mismo pescar con artes de enmalle, con palangre o con liña, porque era consciente de que en el conocimiento está el éxito. Y vaya si lo tuvo.

Nunca le gustó quedarse atrás. Y así, cuando el buceo se convirtió en una de las mejores armas para subsistir, su atrevimiento y su audacia le transformaron en un hombre rana. Y compartió muchas horas con los erizos en las profundidades. Pero el mar desgasta y consume al ser humano. Y Manolo saltó a tierra, y no solo por agotamiento. Lo hizo para que sus padres, tía Rata y tío Tonaleiro, descansasen y se puso él al frente de una de las mejores panaderías, la de Herminia da Rata. La tahona de tío Tonaleiro. Allí se amasaba a mano la harina con el agua del pozo pegado a la leña, al propio horno.

Aquella panadería era el lugar para amanecer de muchos camelláns. De los marineros que se paraban al calor del horno para tomar el picheiro mañanero de sol y sombra antes de poner rumbo a los caladeros. Allí también llenaban sus esportas con un mollete de pan, conservas y un cuartillo de vino del barril.

Manolo hacía de camarero en aquel mostrador. Atendía a aquellos jóvenes, y no tan jóvenes, que bailaban en la sala de Pepe Baña. Convirtió su panadería-ultramarinos en la estación de autobuses de Camelle. Allí nos acogía para esperar la llegada de Pepe da Rubia para viajar en el Finisterre que a las cinco de la mañana salía hacia A Coruña.

Manolo da Rata falleció el lunes. Pero siempre estará vivo en los corazones de Camelle, y de los que siendo niños siempre degustábamos aquellas pequeñas barras que amasaba y cocía y nos regalaba con tanto amor y cariño. Descansa en Paz Manolo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Adiós a Manolo da Rata